GUARCO EN SU PRIMER AÑO COMO PRESIDENTE DE LA ACI Economía social

Fecha: Martes, 18 Diciembre, 2018 - 00:00

Cooperativismo a nivel mundial

El presidente de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) concedió una entrevista a El Portal de las Cooperativas, en la que dio cuenta de los principales aspectos que vivió en su primer año de gestión al frente de la máxima organización cooperativa internacional.

Ariel Guarco, nativo de la vecina localidad de Coronel Pringles, es hoy indudablemente el principal referente del cooperativismo a nivel mundial. El 17 de noviembre de 2017 fue elegido en Kuala Lumpur, Malasia, como presidente de la ACI. A un año de aquella unción, reconoce los logros alcanzados y las expectativas para el futuro inmediato.
“Creo que el balance es extremadamente positivo, me refiero también al aval que dio en esta última Asamblea mundial de la Alianza que se desarrolló aquí en la Ciudad de Buenos Aires, y que fue en coincidencia con la V Cumbre Cooperativa de las Américas, donde se puso en evidencia que este recorrido de un año contaba con el aval, con el acompañamiento y con una dinámica diferente que el mundo entendió que se estaba desarrollando”, comenzó destacando.
Más de 300 organizaciones de más de 100 países son miembros de la ACI. Por ello es un desafío significativo establecer un contacto fluido con las organizaciones de base, y así se buscó “un mayor acercamiento a la membresía, con un mayor contacto entre una dirigencia que parecía muy lejana con las bases que son las que hacen el trabajo todo los días, en cada una de las cooperativas, con cooperativistas que en todo el mundo desarrollan una tarea que nosotros entendemos que forma parte de un modelo económico, social y ambiental diferente”.

El mundo es uno solo
La Alianza Cooperativa Internacional mantiene relaciones institucionales con entidades del tenor de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), las Naciones Unidas (ONU) y la Iglesia Católica, con las que se mantuvo una agenda nutrida en los doce meses.
“Yo me imagino una Alianza Cooperativa Internacional al final de este periodo más inserta y más cercana a la membresía, pero también con mayor vinculación con las organizaciones internacionales que nos representan como ciudadanos a nivel mundial, pero también con mayor poder de incidencia en cada una de las políticas públicas que se toman a nivel global, con mayor visibilización. Me parece que tenemos mucho camino por recorrer, pero estamos sentando las bases para ese recorrido”, declaró a El Portal de las Cooperativas.
Consultado sobre los desafíos globales que enfrenta la humanidad en materia de medio ambiente, en materia de vida humana, de sociedad, los problemas económicos y financieros, el bonaerense reconoció las coincidencias con los grandes líderes mundiales: “Lo dice el Papa que hay que cuidar la casa común; lo dice el director general de la OIT, se termina el trabajo tal cual lo conocemos, hay que pensar nuevas formas de trabajo, y nosotros estamos viendo que las cooperativas son verdaderos laboratorios de nuevas formas de trabajo, de trabajo innovador, trabajo diferente”.
“Lo dicen las Naciones Unidas con los 17 Objetivos para el Desarrollo Sostenible, estamos llegando al fin de lo que el mundo, de lo que el planeta puede soportar, con este consumo irresponsable, con esta forma irresponsable de producir”, aseveró.
Y desde el movimiento cooperativo “lo decimos nosotros: si no ponemos al ser humano en el centro de todas nuestras preocupaciones y democratizamos verdaderamente la economía, no hay ninguna posibilidad de desarrollo. Me parece que eso es lo que tenemos por delante, esos son los desafíos, gente que no los comprende, gente que no les interesa enfrentarlos, no les interesa verlos”.

Hacia el interior de la ACI
La Alianza Cooperativa Internacional es una megaestructura de representación global que tiene la responsabilidad de llevar adelante la representación de más de 1200 millones de cooperativistas en todo el mundo, pero que no es una única estructura, sino que está formada por partes. Además de la oficina central, hay cuatro regiones: la Región de las Américas, de Europa, de África y de Asia-Pacífico, que involucra los dos continentes del este.
“Las regiones son autónomas, tienen su propio Consejo de Administración, o Board como se denomina en inglés, y son independientes en parte de sus políticas, pero respondiendo a una lógica común que por supuesto surge del Board de la Alianza Cooperativa Internacional, donde a su vez cada región con su presidente tiene una silla en la Vicepresidencia. El Board a nivel mundial está compuesto por el presidente, cuatro vicepresidentes, cada uno por las regiones, el presidente de la Red Mundial de Juventud, la presidenta del Comité de Equidad de Género a nivel mundial, y consejeros. Todo ese universo, insisto, está desagregado en regiones. Hoy me parece que las regiones están dando un salto cualitativo también, sumadas a esta nueva dinámica”, reconoció.
“Se ha elegido por primera vez en las Américas como presidenta a una mujer, y eso es un hecho histórico, no sólo porque pone en valor al cooperativismo del país de origen de esa mujer -a Graciela Fernández me refiero, que es uruguaya-, sino porque se pone de manifiesto que el cooperativismo realmente da posibilidades de empoderamiento a las personas, independientemente de que sean hombres o mujeres, sino lo que se tiene en cuenta en su capacidad, su vocación, su vida cooperativa, la convicción de construir empresas o movimientos o modelos basados en principios y valores”, continuó.

MENSAJE FINAL
El dirigente cooperativo reconoce la importancia que cada cooperativista tiene en la construcción de un mundo mejor, porque si bien los desafíos son globales, su concreción es local. “Realmente yo soy una persona optimista, que cree que el cooperativismo cuando uno lo adopta como forma de vida es la forma más plena de desarrollo humano. Es la forma que le permite al ser humano llevar adelante su vida en un contexto diferente, con oportunidades diferentes, con visiones diferentes, sabiendo que siempre es más fácil pensar las cosas en conjunto, en forma organizada, en forma colectiva, que individualmente”.
“Esa es la invitación que hacemos desde el cooperativismo: a construir un mundo mejor, a construir una sociedad más justa, más equitativa, más inclusiva, poniendo al ser humano en el centro de todas nuestras preocupaciones, y preocupándonos para que nadie se quede atrás”, finalizó.

Autor: Redacción EcoDias