IMÁGENES Cultura

Fecha: Miércoles, 1 Noviembre, 2017 - 00:00

Contáme algo

Magalí Agnello lleva adelante un proyecto fotográfico que enriquece la imagen con relatos de los propios protagonistas de las imágenes, conocidos y desconocidos que aportan su voz.

"El proyecto arrancó en el año 2015, había terminado Foto por Día y me había tomado un descanso, entonces sentí que tenía que volver a la cámara" describe la fotógrafa. Con antecedentes y experiencia en sacarle fotografías a desconocidos, Agnello imprime una nueva instancia, "no me habían terminado de convencer en lo visual porque variaban demasiado, no me terminaban de gustar".
La primera imagen obtenida fue del profesor de Trapecio, Damián, "le hice la foto y le dije: contáme algo, sin querer quedó el nombre". A partir de este retrato, llegaron más imágenes a conocidos y desconocidos, "gente que he parado en la calle para explicarles en qué consiste el proyecto y ver si se dejaban fotografiar". Más de 160 personas han sido retratadas por el gatillo de Agnello, "a veces realizo 5 o 6 imágenes por semana y otras veces estoy 2 meses sin activarlo, no tengo puesta una fecha de finalización, y va a seguir siéndolo a lo largo de los años, creo". Más allá de los rostros fotografiados, la meta de la profesional "va por el lado de la acumulación de testimonios, porque tanto el tema de exponer no lo creo, si se da lo haré pero no lo tengo como objetivo, me gusta mucho la historia de la gente, todo el mundo tiene algo para contar y es eso lo que me encanta". Como recopiladora de testimonios, Agnello acumula relatos para sí y para sus seguidores, "que disfrutan de eso que se cuenta".
Sin preferencias por los relatos, la fotógrafa asegura que retiene algunos de los testimonios por ser gracioso o una anécdota más profunda. "Al principio, trabajé con una consigna más libre, ahora ya no porque sé que a la gente si la sorprendés con la propuesta se quedan en blanco. Es algo que aprendí en proyectos anteriores, conviene tirar alguna pregunta o si me pueden compartir una reflexión. Muchas veces el relato es sobre algo del momento, o en otros sí se ponen a pensar y dejan sus pensamientos reflejados".
Personas que entregan una frase o un relato larguísimo, "la verdad lo que importa es que dejan su propio testimonio". La elección azarosa de personas permite enriquecer el álbum, "en general le saco a conocidos, pero si estoy en la calle con humor para interactuar o me llamó la atención por algo lo hago, lo peor que te puede pasar es que te digan que no", dijo Agnello, "aunque no suelen tener drama".
Lo visual fue lo primero en definir, "el problema que tenía con los proyectos anteriores es que visualmente no tenían un hilo y no me gustaba". Plástica y permeable, Agnello acepta sugerencias de los retratados y los seguidores, "alguien me dijo que eran foto carné con historia, lo adopté". Por eso, el tipo de imagen se preserva, "es el mismo estilo de retrato para todas las personas". Retratos espontáneos en situaciones cotidianas, una parada de colectivo, en la estación de trenes, en un shopping, en la biblioteca, "hay veces que estamos en lugar con paredes blancas y queda un retrato con ese fondo".
La publicación de proyectos de esta índole en las redes sociales es muy afín, “te permite darte cuenta que llega más y que no, también lo que tiene Facebook en cuanto a lo laboral es muy útil. Instagram es más inmediato, tenés otra llegada, y de acuerdo a cómo funcionan los algoritmos de promoción llega a gente desconocida o remota”. Según Agnello, es bueno tener como ejercicio ponerse un tope de fotos a sacar, “antes en eventos como en proyectos sacaba muchas más fotos, que eran innecesarias, ahora elijo cuáles momentos son importantes y cuáles no, qué fotos se pueden disfrutar y cuáles no, cuando empezás a sumar técnicas y herramientas a la tarea”.
Entre los retratos subidos hay rostros de famosos y famosas, como Julieta Prandi y Diego Peretti, también aparecen las caras de personas de otros países que visitan Bahía Blanca o incluso cuando la fotográfa también se dedica cuando visita otros lugares. “Cuando sé que alguien viene a Bahía le suelo escribir por las redes sociales y pedirle una foto para el proyecto y otras veces me mando nomás”. Rostros de diversas edades realizan sus relatos, en algunos casos en un sencillo: “la vida es un viaje” y en otros, una anécdota que involucra a una madre y una hija o los valores defendidos desde cada una de las historias de vida.

El proyecto puede verse y leerse en las redes sociales bajo el título "Contáme algo" en el perfil personal de Magalí Agnello por Facebook y también se encuentra con esa leyenda en Instagram.

Autor: Redacción EcoDias