LA CRITICA Cine

Fecha: Miércoles, 1 Noviembre, 2017 - 00:00

Condorito: La película

Finalmente el pajarraco desplumado de Pelotillehue tiene su primera versión cinematográfica, algo que merecía por ser un personaje tradicional no sólo de la historieta chilena sino también de la infancia y adolescencia de varias generaciones de latinoamericanos desde su primera tira en 1949.
El historietista Pepo -Rene Ríos Boettiger- lo habría creado como respuesta a un corto de Disney que no hacía justicia a Chile y llega a la gran pantalla por una coproducción entre Perú, Argentina y Estados Unidos de unos $ 8.000.000 de dólares, que son una cifra modesta en términos de lo que gasta Hollywood en sus animaciones pero importante para las de habla hispana.
La fuente original planteaba el mayor inconveniente para la realización, porque la historieta siempre tuvo formato de chiste con una situación que se resolvía en pocos cuadros y terminaba en una punch line acompañada de la onomatopeya ¡Plop!
Esta estructura funciona perfectamente para el humor gráfico, pero una trama cinematográfica requiere un marco mayor que contenga los chistes o que varios se hilen con el mismo propósito
El quinteto formado por los tres guionistas y la dupla de directores prefirió el primer método, así que luego de una escena divertida en el pueblo de Pelotillehue -dónde se acierta al presentar a los personajes en acción en vez de hacer el usual racconto- se plantea el conflicto central: unos malvados extraterrestres raptan a Doña Tremebunda, la madre de la novia del bien intencionado pero irresponsable Condorito y este no tiene más remedio que ofrecerse a rescatarla si no quiere perder al amor de su vida
Así que se pone marcha en compañía de su sobrinito Coné, a pesar de los peligros que la empresa implica.
Conflicto atractivo desarrollado de manera medianamente satisfactoria, porque salvo algunas situaciones graciosas resueltas con la correspondiente sorpresa -¡plop!-, el protagonismo de Condorito, que es lo más hilarante, se diluye entre la subtrama espacial/ alienígena y la de los demás personajes en tierra.
Algo que hace sentir el peso de los 85 minutos aunque sea una duración apropiada para un largo dirigido a los niños y el mensaje bien intencionado del final, no cuadra con ese microcosmos, aunque el tipo de relación entre algunos de los personajes se haya quedado en el tiempo.
No obstante eso, tiene mérito que se haya conseguido plasmar el estilo de dibujo, parte de sus característicos tonos de naranja y un imaginario diferente al dictado por la corriente principal.

Dirección
: Eduardo Schuldt, Alex Orrelle
Guion:
Rodrigo Moraes, Martín Piroyansky, Ishai Ravid
Música: Fran Revert
Edición: Pablo García Revert
Origen:
Perú, Argentina, USA - 2017
Calificación: Apta para todo público

Autor: Silvana Angelicchio