CLASE PÚBLICA Derechos Humanos

Fecha: Martes, 18 Julio, 2017 - 00:00

Concentración de poder absoluto

En el juicio por Delitos de Lesa Humanidad, causa “Gonzalez Chipont”, que se lleva adelante en la actualidad en nuestra ciudad, se transitan las etapas finales antes de escuchar la sentencia a los imputados que están siendo juzgados.
El docente Mario Ortiz brindó una clase pública.

Terminada la etapa testimonial, comenzó luego el Alegato de las partes. En primer lugar fue el turno del Ministerio Publico Fiscal, luego de la Querella de la secretaria de Derechos Humanos de Nación, como ya hemos informado oportunamente, y en las audiencias actuales se está llevando adelante la etapa de la defensa de los acusados, los abogados oficiales y particulares, son quienes alegan a favor de los 31 represores que han llegado al final del juicio de 39 imputados que eran inicialmente.
Esta será la quinta sentencia en estos Juicios de Lesa Humanidad que tendremos en Bahía Blanca, y al igual que en las idénticas etapas de los juicios anteriores, desde la Agrupación H.I.J.O.S. se convocó no entrar a las audiencias en estos momentos por considerar que la defensa realiza un despliegue de falacias y puesta en escena, en gran medida dirigida hacia los Organismos, familiares y hacia quienes asisten en busca de Memoria, Verdad y Justicia.
Desde los Organismos de DDHH en conjunto con la Mesa por el Juicio y Castigo, se organizan diferentes actividades afuera de Colon 80, para asistir a la audiencia pero sin entrar a la sala. En juicios anteriores se realizaron diferentes elementos que luego se utilizan en las sentencias: muñecos, banderas, banderines, pinturas de cuadros, de cuadraditos que sirvieron para pancartas, etc.
“En esta oportunidad, desde la Mesa por el Juicio y Castigo surgió la idea de realizar una Clase-Charla pública, enmarcada en el momento actual que vivimos en materia de DDHH, haciendo hincapié en la responsabilidad civil ligado al momento político de este tiempo. Para ello convocamos al escritor, docente y poeta Mario Ortiz, quien muy amablemente acudió a nuestra convocatoria y su charla fue un lujo que pudimos compartir públicamente”, dicen desde H.I.J.O.S. Bahía Blanca.

Con la Memoria y la Verdad como premisa
Con las escalinatas de Colon 80 llenas de público, pasadas las 16hs. del martes 4 de Julio se comenzó a disfrutar de la charla.
“Antes de comenzar Mario Ortiz con su exposición se hizo la hora del final de la audiencia y empezaron a salir del recinto las diferentes partes actuantes en el juicio: abogados defensores, jueces, fiscales y abogados querellantes, como así también los pocos genocidas que concurren a Colon 80 donde están siendo juzgados. Así es como todo el público presenció la salida de tres de los genocidas, que son los únicos que fueron trasladados a la Unidad de Villa Floresta la UP4, Miguel Ángel Nilos, Enrique Mansueto Swendsen y Jorge Rojas, porque están alojados allí, como así también dos genocidas mas, que tienen prisión domiciliaria y se van por sus propios medios a su casa, como son Jesús Salinas y Walter Tejada. Solo 5 de los 31 imputados, presencian en la sala del Aula magna de la UNS, las audiencias”.
Mario comenzó su exposición contando un trabajo de investigación que realizo acerca de la relación entre La Nueva Provincia, los Massot y la última dictadura. Para ello compartió información de diversas fuentes, donde resaltó que “está de algún modo probado, hasta con la propia evidencia textual que ellos no solamente apoyaron el golpe, sino que fueron organizadores y participes del entramado de represión”.
Ante los diferentes fallos de la justicia bahiense que decretó la falta de merito a Massot, Mario se preguntó “¿Falta de merito a Massot? ¡Eso es un escándalo!”. Mario cuenta como utilizó para su poema, material de entrevistas periodísticas en donde se detalla la participación de Diana Julio de Massot, madre de Vicente y directora del diario nefasto hasta su muerte, incitando a tomar el poder a los marinos de la Base Naval de Puerto Belgrano, antes del golpe, acusándolos de falta de hombría, de cagones, por no hacerlo. También utilizó para su trabajo, mucha de la información circulante del secuestro y posterior falso enfrentamiento de la actriz y docente Mónica Morán, asesinada por la dictadura en julio de 1976, sumado a muchas editoriales y artículos del diario de los años anteriores y posteriores al golpe del 24 de marzo de 1976.

Fachos con medios
Mario expresó que todas las editoriales y anécdotas, son más o menos conocidas por la ciudadanía, pero que lo “verdaderamente increíble es el contenido político en que se está sustentando la Nueva Provincia, el programa político, el programa incluso económico. Allí incluso puede un ver algo más que un apoyo a una dictadura cívico-militar, lo que esta proclamando la Nueva Provincia allí, es un programa político de corte fascista. Y cuando uno dice fascista, uno no lo dice en el sentido vulgar, genérico, autoritario, no. Fascista en el sentido concreto, especifico del término político”. Y se acompañó Ortiz con pasajes de ese medio “Cuando habla de la toma del Poder, del proceso político que se está iniciando dice: primero y principal la empresa política de las fuerzas Armadas es Re-Hacer la Argentina, reconstituirla, reformatearla, entonces lo que comienza allí es, para LNP en su editorial, es la revolución tradicionalista, estas palabras no pueden pasar por alto como un simple acto conservador etc. Esto tiene todo un contenido político”. Citó Mario lo que para la Nueva Provincia manifiesta como definición de “enemigo”: “Enemigo es salvando cualquier duda, el aparato subversivo en todas sus facetas: el sacerdocio tercermundista, que desesperando de alcanzar el cielo intenta transformar la tierra en un infierno bolchevique, la corrupción sindical, que lejos de considerar al trabajo orgullo de la estirpe, lo ha rebajado convirtiéndolo en un vil chantaje y holganza, los partidos políticos nacidos según en sentidas mentiras para servir al bien común pero desde sus orígenes son interesados en subordinarlo a sus mezquinos intereses de comité, enemigo es la usura de derecha, y también la contracultura izquierdizante”. Éste, dijo Mario, es el discurso del Fascismo.
En otro tramo de la charla Mario comparó un extracto, en donde se nota un asombroso, o no tanto, paralelismo con el modelo y discurso del gobierno actual, dicho por el mismísimo Videla en una entrevista. Dice el fragmento: “nuestro objetivo era disciplinar a una sociedad anarquizada, volverla a sus principios, a sus cauces naturales. Con respecto al peronismo salir de la visión “populista” demagógica que impregnaba a vastos sectores. Con relación a la economía, ir a una economía de mercado, liberal, un nuevo modelo económico, un cambio bastante radical. Queríamos también disciplinar al sindicalismo y al capitalismo prebendario”.
Explicó: “O sea la Nueva Provincia le estaba pidiendo un modelo facho, y estos en realidad tenían en la cabeza un modelo autoritario, pero de restauración liberal”.
Así, el profesor, hacía una comparación de esta declaración de Videla, con los momentos actuales del gobierno de cambiemos, donde el gran “enemigo” es la demagogia, el populismo, y se trataba, como se trata hoy, de naturalizar lo No-Natural, de “normalizar” la economía, donde a la dictadura se la llamaba “proceso de reorganización”, era una nueva organización, un “cambio”. Recién cuando estuvieron bien instaladas las políticas de DDHH llevadas adelante por Néstor y Cristina, comenzó a instalarse la palabra Dictadura Cívico-militar-eclesiástica.
“Fíjense como vemos hoy en día las continuidades políticas, ideológicas, entre este proceso de reorganización nacional, y este proceso que se abrió con este cambio. Nuevamente la política es el enemigo, aquello que hay que licuar, aquello que es la mala palabra, hacemos lo que quiere la gente, dicen, basta de confrontación, la crispación, etc.”. “El enemigo también son los sindicatos, o la corrupción sindical, las mafias sindicales. Lo natural es la “normalización”, la vuelta a la economía liberal”. Continuó comparando: “Ese proceso se instaló con violencia estatal, y este nuevo proceso, no se va a terminar de instalar sin violencia, y sin violencia estatal”, para eso este gobierno ha destinado millones en armarse, en espionaje, en control, en manipulación psicológica mediática junto a ejércitos de trolls: “Estos son procesos violentos”.
Explicó Ortiz que para estos estados las funciones primarias no son salud, educación, etc, porque eso lo puede administrar un privado, sino más bien todo lo contrario. Lo prioritario para ellos son: “Orden interno, aparatos represivos, aparato jurídico legal, para garantizar la reproducción del sistema de explotación y el manejo financiero de la moneda”. De esta forma queda bien claro que “estamos asistiendo a una transformación de un Estado que vuelve a un estado liberal, en este caso neoliberal y con nuevos condimentos”.
En este proceso “el capital, coopta directamente al Estado, el Estado deviene una “agencia” de las corporaciones. Entonces son los propios CEOS, es decir los gerentes que como una extensión de sus funciones, las corporaciones; tienen asignación y traslado al aparato estatal.
“Las corporaciones cooptando al Estado a tal punto que empiezan a borrarse y a volverse turbias las diferencias entre lo público y lo privado generando las condiciones para una suerte de totalitarismo, de unicato, de pensamiento único que impida otra alternativa de pensamiento de otro modelo de país”.
Hacia el final reflexionaba Mario Ortiz cómo nunca como ahora se logra ver y mucho más a partir del momento en que este gobierno, graciosamente le concede a su jefe Magñeto todas las licencias que el anterior gobierno había intentado frenar a través de la ley de medios; el dominio de esta gente, de continuar este proceso adelante, este proceso de re-re-organización llevada a una concentración de poder absoluto, total y omnímodo”
El cierre de la clase llegó con la propuesta de apostar a los nucleamientos de base, de resistencia, de solidaridad y de apoyo mutuo.
Así terminó la clase afuera de la sala el pasado martes 4 de julio, donde se hizo hincapié en la búsqueda de la Memoria, cargada de Verdad; mientras, adentro, los genocidas, a pesar de sus crímenes aberrantes, ejercieron su constitucional derecho a la defensa.

Autor: Redacción EcoDias