PINACOTECA Instituciones

Fecha: Miércoles, 1 Noviembre, 2017 - 00:00

Colores, texturas e historia

La Asociación Bernardino Rivadavia cuenta con una pinacoteca, conformada aproximadamente por 400 obras, que incluye principalmente pinturas en todas sus técnicas, grabados, asimismo cuenta con una colección de fotografías y esculturas.

La Biblioteca céntrica y centenaria sorprende por sus secretos contenidos, que cada tanto emergen como muestras patrimoniales. EcoDias visitó los rincones inaccesibles del lugar con la guía de su directora, Laura Faineraj, “la colección se inició en el año 1929, cuando se recibieron los primeros cinco cuadros, donados por el Club Argentino, y un grupo de asociados al Rotary Club, con el fin de adornar los nuevos salones del edificio de la Biblioteca Rivadavia, que se inauguraría en el año 1930. Los primeros cuadros que se incorporaron fueron obras de Juan Carlos Miraglia, Filoteo Di Renzo, Vicente Caló y N. Rovere”, cuenta.

Inauguración
Faineraj recuerda que el día 25 de mayo de 1933, cuando se habilitó el Salón de Exposiciones en el subsuelo de la entidad para que los artistas de la ciudad y la región, se realizó la primera exhibición de fotografías. “En los años siguientes la colección se fue incrementando, fue costumbre que los artistas que exponían sus obras dejaran una en donación para la Biblioteca”. Además, se reciben las donaciones de artistas y las colecciones de familiares, cuando ellos así lo han expresado como voluntad o por decisión de sus herederos.
Entre las obras más valoradas se encuentra La Copa Llena, óleo de Emilio Pettoruti, quien viviera entre 1892 a 1971, destacado pintor argentino perteneciente a la corriente vanguardista del Cubismo. “Una de las obras más imponentes es Redención de la Gleba, tríptico, del año 1930 realizado por el artista Domingo Pronsato. Se trata de un óleo de 90 cm x 69 cm y dos laterales de 59 cm x 47 cm. Esta obra fue donada por el propio autor en el año 1931 y se puede apreciar en la Sala Domingo Faustino Sarmiento de la institución”, un original que ilustra un espacio de concentración dedicado al estudio y la investigación.
Algunas de las obras más antiguas que posee la pinacoteca son el retrato de Alfredo de Mussy, de Javier Maggiolo, correspondiente al año 1907 y un retrato de Felipe Caronti Casatti, de Luis De Servi, del año 1910. Por lo tanto, el edificio centenario no solo encierra una historia local sino también un recorrido artístico local, nacional e internacional. “Son frecuentes las muestras de obras patrimoniales de la Asociación Bernardino Rivadavia, esto se realiza durante el año, y se van presentando en distintas ocasiones y los bahienses que visitan la Biblioteca pueden disfrutar de ellas”, uno de los lugares habituales es la galería de acceso. Las muestras son abiertas a todo público, en forma libre y gratuita, siempre cuentan con referencias temporales y temáticas, como así también, la posibilidad de dejar las impresiones producidas durante la visita en un cuaderno que se coloca a tal fin.
Durante varios años la Asociación organizó el concurso Pequeño Formato. La obra ganadora acrecentaba el patrimonio cultural de la Asociación, por esta razón la pinacoteca está conformada por objetos de tamaño pequeño, tales aquellos que cuentan con las medidas de 20 x 20 cm, como así también de cuadros de hasta 3 x 3 metros de extensión.
Durante el año 2017 se realizaron interesantes exhibiciones patrimoniales, homenajeando mes a mes a los artistas que forman parte de la colección. Así, se pudieron apreciar obras de Tito Belardinelli, Teodo Benítez, Elena Van Hess, Domingo César Albornoz, entre otros. Actualmente, se está ambientando un espacio adecuado para albergar todas las obras artísticas, de esta forma, se gestiona el mantenimiento y la continuidad de este capital artístico de enorme valor para la ciudad.


ASOCIARSE
Con múltiples beneficios para la consulta y salida de libros la Biblioteca Bernardino Rivadavia invita a asociarse. Las personas mayores pagan una cuota de $ 140, jóvenes abonan $ 110 y niños y niñas $ 70. Asociar desde temprana edad es una buena manera de acompañar el deseado hábito de la lectura junto a las personas mayores; se pueden llevar materiales de la sala Infantil y recurrir al amplio universo de libros de literatura infantil que hoy está vigente.

LA SEDE
El edificio de la Asociación Bernardino Rivadavia se encuentra en el denominado Centro Histórico, Av. Colón 31, en terrenos donde se asentara la Fortaleza Protectora Argentina, compartiendo la manzana fundacional con una importante cantidad de edificaciones de orden público y privado de características históricas y arquitectónicas destacables.
Está considerado el primer edificio del país, diseñado y construido especialmente para funcionar como Biblioteca y Centro cultural.
El proyecto fue ganado en 1927 por concurso a dos vueltas, por el Arq. Ernesto Guiraud oriundo de Bahía Blanca y radicado en Buenos Aires. La obra estuvo a cargo del constructor Justo Querel bajo la dirección del arquitecto ganador, y el asesoramiento del ingeniero Adalberto Pagano.
Desde el punto de vista arquitectónico cabe decir que el edificio está trazado en las elegantes líneas del estilo Luis XVI. La fachada está coronada con un frontis triangular, en cuyo centro Minerva, obra del escultor Vasco Bian, simboliza el elevado destino para el cual fue fundada la institución. Cuenta con un amplio cuerpo central y dos laterales. El basamento de los mismos es un rústico almohadillado de piedra que se destaca por su fuerte textura. El tema principal está dado por el paño central que se arma con cuatro columnas jónicas sobre altos podios y dos pilares para los cierres laterales que sostienen un ancho entablamento coronado por el frontis. En esta parte alta se destaca la decoración de guirnaldas, palmetas y figuras alegóricas.
Fuente: www.abrbp.org.ar

Autor: Redacción EcoDias