Educación

Fecha: Miércoles, 27 Mayo, 2020 - 00:00

Clases virtuales con garantía de derechos y accesibilidad

A más de un mes del comienzo del ciclo lectivo 2020, un balance sobre las aulas virtuales universitarias, una modalidad de trabajo impuesto por el Covid-19.

“Después de realizar el armado, con 15 días de mucha tarea, podemos decir que está funcionando, y lo mejor es el entusiasmo del alumnado y el grupo de docentes”, afirmó el rector de la Universidad Nacional del Sur, Daniel Vega.
“Se trabajó muchísimo para implementar las cátedras virtuales, hemos logrado darle continuidad al sistema educativo en este contexto y es un motivo de orgullo”, subrayó y también reconoció que existe una gran diversidad de realidades de las y los estudiantes como así también en el equipo docente. “Hay que establecer que todas las carreras tuvieron que enmarcarse en esta modalidad, y en algunas no se pueden dictar todos los contenidos porque requieren de presencialidad, sin embargo, el resto se adaptó de una manera muy buena”.
Afirmó que “la Universidad Nacional del Sur es una de las únicas que le ha podido dar continuidad a prácticamente la totalidad de las carreras”. En cuanto a las colaciones de grado, se realizará próximamente una entrega virtual de títulos, “es algo inédito”.

Reuniones
Las directrices marcadas por las autoridades nacionales llegaron no solo por medio de las formales entregas, se reforzaron en varios encuentros entre el Rectorado y los ministros. La más reciente fue con el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el ministro de Educación, Nicolás Trotta. “Brindamos apoyo institucional al tratamiento que está haciendo el gobierno de la reestructuración de la deuda”, destacó.
“Pusieron en valor todos los aportes que estaba haciendo el sistema universitario para desarrollar herramientas que ayuden a paliar la situación de la pandemia, desde tests para Covid, colaborando y poniendo a disposición todos los científicos como también a través de las redes de voluntariado que están ayudando con distintas instituciones”. La participación de esta red está involucrada en actividades que llevan adelante Pami, el municipio, la Región Sanitaria I, “queremos colaborar con lo que podamos”.

Accesibilidad para el alumnado
Una de las medidas tomadas por la entidad educativa está relacionada con la entrega de 200 tablets para el estudiantado con problemas de conectividad. “Se han entregado, hay alguna demora para chicas y chicos de la región, en los próximos días terminamos de concretarlo”.
Este compromiso con la situación económica del alumnado, demandó una organización extraordinaria que conllevó un tiempo para realizar las compras. “En el tiempo que logramos adquirir las tablets, muchos estudiantes lograron resolver su situación, y decidieron cederlas a otros estudiantes, es un gesto muy lindo”.
A través del Consejo Interuniversitario y el Sistema Ariu, que concentra todas las redes de interconexión universitaria, se implementaron 300 conexiones gratuitas para el estudiantado más vulnerable, “esto sumado a las 200 que ya teníamos, logramos darle soporte a 500 alumnos, alumnas, con eso resolvemos casi la totalidad de los casos que no tenían acceso”.
Tras una segunda reunión del Consejo Superior Universitario, con el pleno funcionamiento de las comisiones y los Consejos Departamentales, el espíritu de trabajo en la Universidad se multiplica. “A pesar de las dificultades, lo hemos logrado bastante bien”. Destacó la puesta en marcha del Comité de Actuación del Protocolo de Violencia de Género y Discriminación institucional, aprobado el año pasado.
“Esto nos permite atender situaciones que antes estaban totalmente invisibilizadas, y eso es sorprendente en el día a día. En este momento contamos con este recurso importantísimo”. El Protocolo fue elaborado junto al Instituto Nacional de la Mujer, “no solo resuelve situaciones sino que también tiene como meta generar un cambio cultural”.

Constante capacitación
Amplia fue la realización de capacitaciones y formaciones tanto para el personal como para el estudiantado. “Se desarrolló software para colaborar con el sistema de salud, uno ya se implementó en Río Negro y tiene que ver con el manejo de insumos hospitalarios. Y otra herramienta informática nos permitiría moderar la pandemia dando cuenta de cuáles serían los insumos hospitalarios en función a cómo se vaya desarrollando la propagación del virus”.
Estas acciones dan cuenta de una gran apertura de la Universidad Nacional del Sur hacia la comunidad, “creo que estaba cerrada sobre sí misma y la pandemia nos ha dado la oportunidad de abrirnos, lo valoro muchísimo, porque es fundamental acercarse a los problemas de nuestra sociedad. Somos una institución pública financiada por los argentinos y que podamos colaborar más allá de la formación de los recursos humanos me parece muy importante”.

Autor: Redacción EcoDias