Fomentismo Instituciones

Fecha: Lunes, 19 Junio, 2006 - 00:00

Cien años creciendo

Las calles Ecuador, Farías, Tapacará, Tierra del Fuego y las vías del ferrocarril, definen la geografía de Villa Rosas. Un barrio con identidad propia, cien años recién cumplidos y más de 2.500 vecinos.
“Villa Rosas está bastante bien provisto en cuanto a infraestructura, por allí nos faltarían algunas cosas como iluminación. Estamos tratando de conformar el Consejo Vecinal donde hay muchos proyectos. Con el tema de que el año pasado Villa Rosas cumplió los cien años, hicimos comprometerse a las autoridades municipales y del Concejo Deliberante, porque queremos tener centro cultural y anfiteatro propios”, relata la presidenta de la Sociedad de Fomento, María Elena Giménez.
“Acabamos de cumplir los 70 años el 5 de abril de este año. Que estamos en la casa donde estamos hoy es un poquito menos, posiblemente 60 años, la Sociedad de Fomento la compró con mucho esfuerzo para proveerle al barrio la Unidad Sanitaria, aunque en la actualidad y a mi pesar, brinda los servicios mínimos e imprescindibles”.
Más allá de los cuestionados servicios municipales de clínica, ginecología y pediatría, brindan prestaciones particulares de odontología y psicología.
Consultada por otras actividades que tengan lugar en la institución, María Elena expresó que no son muchas porque en Villa Rosas “somos un poco especiales, por allí preferimos lo que está en el centro de Bahía Blanca antes que lo nuestro, pero la gente se va acercando. Hoy por hoy, tenemos clases de tejido para señoras, de costura y eventualmente alguna clase de inglés, porque no es una matrícula fija de alumnos”.
“Creo que la Sociedad de Fomento nuestra es un calco de lo que pasa con las otras, traer a la gente joven es lo que más nos cuesta. Primero porque creo que copian lo que hacen los padres, o sea, hoy no está muy arraigado el tema de colaborar con una institución por el hecho de colaborar, sin tener ninguna rentabilidad, entonces si los padres no tienen esa conciencia los chicos tampoco”, afirma la fomentista respecto a la participación de los vecinos.
La relación con la Delegación y precisamente con su nuevo titular es “en este momento, mejor imposible, pero digamos que estamos recién conociéndonos. A pesar de que Alarcón es un viejo conocido de Villa Rosas, o por lo menos nació en Villa Rosas y conoce la problemática, es una persona con la cual se puede conversar, razonar y que anota las prioridades y necesidades de cada sociedad. Y esto la otra gestión lamentablemente no lo tenía, es más, nos escuchaba pero las cosas le entraban y le salías de la misma manera”, concluye María Elena sonriente y resignada.

Autor: Redacción EcoDias