Nuevos espacios Cultura

Fecha: Sábado, 14 Junio, 2008 - 00:00

Centro Cultural En Blanco y Negro

A medida que uno se acerca a la construcción antigua ubicada en 25 de mayo 920 se da cuenta que allí algo sucede. Hace ya dos años que sus alrededores y su interior proponen proyectos que dan vida a un sector.

Afuera un grupo de chicos practica malabares con sus clavas y se ve entrar y salir gente constantemente.
Atravesando el pasillo el paisaje no cambia. Varios jóvenes se movilizan para todos lados; algunos limpian, otros barren y lavan los pisos o sacan la basura.
“Es que esto es un centro cultural pero también albergamos a la gente que esta de paso en la ciudad” nos explican para que entendamos el por qué del revuelo. Allí nos esperan tres de los integrantes del centro: Julieta Isla, “Payton”, y Cecilia Arnaudo.
Julieta Isla, es la profesora de Telas y tiene 21 años. Estudio danzas y teatro y desde hace 2 años se dedicó a hacer Telas en el Galpón Tamarisco. También es futura licenciada en Letras.
Payton, tiene 22 años y se acercó al espacio para colaborar con los chicos y hoy vive en la casa y la cuida y mantiene.
Cecilia Arnaudo tiene 26 años, es psicóloga y estudió teatro. Está en el centro desde los comienzos.

Recuperando Espacios
Cuando hablamos de los chicos de “En blanco y negro” no podemos definir una cantidad, ya que desde los comienzos han pasado muchos, algunos quedaron y otros se agregan.
“Somos un montón, tratamos que la organización sea lo mas horizontal posible, no tenemos una organización burocrática, nadie es jefe de nadie, pero tenemos una organización que todos, entre todos, hacemos todo” abrió la charla Cecilia.
Es por eso que los domingos a las 14 hs. se reúnen en una especie de asamblea donde se determinan algunas cuestiones de la casa y se definen las actividades de la semana. Por supuesto que este encuentro es abierto a todos los interesados y “una vez que venís a la asamblea podes formar parte del grupo, incluso tenés voz y voto” agregó Julieta.
“La idea la tuvo un amigo nuestro que se llama Martín, él quería buscar un espacio alternativo para la gente que no puede acceder a los espacios más públicos de Bahía, buscar un lugar alternativo para desarrollar cualquier tipo de propuesta que tenga que ver con la ideología nuestra -la necesidad de tener un espacio común para todos, adolescentes, estudiantes, gente de los barrios, grupos independientes, personas que producen y no tienen espacio para mostrar sus creaciones-, pero la idea es que la propuesta venga de afuera, que propongan porque el espacio esta disponible. Se acercan muestras, talleres, e incluso nosotros hemos organizado recitales y festivales” explicó Cecilia.

Respeto por las diferencias
El espacio es abierto, sin ningún tipo de censura, pero se basa en el respeto de la diferencia y en valorar el lugar y valorar lo que se hace porque: “Esto es un laburo, por eso nosotros no dejamos que se transforme nada más que en un lugar de esparcimiento, una cosa es el entretenimiento por si solo, y otra cosa es hacer algo con un fundamento un poco más fuerte que es el de comunicar algo a través del arte, comunicar una idea, cualquiera que sea que nosotros vamos a darle un lugar. Brindamos la posibilidad de generar vínculos, genera que la gente de la ciudad que se dedica al arte tenga un lugar para mostrar lo suyo”.

El lugar
La casa donde funciona el centro es enorme. Por el costado de la construcción pasa la vía, por lo que se deduce que los amplios galpones -ya derrumbados- y la casa propiamente dicha fueron parte del ferrocarril en su época.
Uno de los sectores de la amplia casona era ocupado por un casero, fue así como hablaron con él. “Esto es una propiedad privada pero el dueño sabe que estamos acá porque tuvimos contacto con el. Con su okey nos metimos en al casa y empezamos a trabajar desde cero porque estaba todo destruido, desde paredes a instalaciones de todo tipo. Era marzo del año 2006. Hicimos de todo, pero con casi nada, los gastos de arreglo de la casa los solventamos con donaciones de materiales, muebles, maquinarias para trabajar y contenedores de nuestros familiares, amigos y conocidos”.

Inauguración
Cinco meses después, el 12 de agosto, se inauguró la primera parte de la casa, que consiste en la cocina, el baño, dos grandes habitaciones y un hall típico de viviendas de principio de siglo pasado. A todas esas dependencias las pintaron, arreglaron paredes, instalaron luz y acondicionaron pensando en las futuras actividades.
Pero hall por medio había otra construcción que era otra casa y la arreglaron para llegar a mayo de 2007 con un festival de inauguración del nuevo espacio.

Peligro de continuidad
A partir de la puesta en valor del espacio que realizaron los chicos, el dueño del lugar ha manifestado recientemente su deseo de recuperar la casona que estuvo muchos años abandonada. Es por eso que peligra la permanencia de “En blanco y negro”.
“Nosotros fuimos a hablar con el intendente porque creemos que este proyecto merece un espacio, que no puede quedar en la nada teniendo en cuenta todo lo que conseguimos en estos 2 años, los que nos visitan se van contentos y damos la posibilidad a muchos que puedan expresarse”.
Además del espacio para exponer y compartir inquietudes, “En blanco y negro” también ofrece la posibilidad de recibir en la casa a aquellos que pasan por Bahía Blanca a traer “su arte”.
El día que EcoDias visitó el centro cultural, un grupo de siete chicos de Cipolletti visitaban la ciudad con sus malabares.
“Esta bueno porque todos los que pasan se comprometen con el lugar y lo sientan suyo, que dejen algo, no material, pero algunos pintaron un espacio, o nos ayudan con la limpieza, dan talleres, ayudan con la organización y hasta un grupo nos ayudo a tirar una pared”, detalló Julieta.

Talleres 2008
Los talleres en general tienen un costo mínimo para solventar los gastos de la casa:
* Clown: martes y jueves de 10 a 12 hs.
* Tela: martes de 16.30 a 18.30 hs. jueves de 14.30 a 16.30 hs.
* Malabares: martes y jueves de 16 a 18 hs.
* Danzas árabes: lunes 18 a 20 hs.
* Yoga: lunes y viernes 9.30 a 10.30 hs.
* Conciencia corporal: miércoles 9 a 10.30 hs.
* Espacio literario: viernes 18 a 20 hs.
Para visitar y conocer más del Centro Cultural “En blanco y negro” los contactos son: 0291- 154 632 085 o en enblancoinegro@yahoo.com.ar y www.fotolog.com/blancoynegro_cc.

Autor: Redacción EcoDias