LA CRITICA Cine

Fecha: Miércoles, 26 Diciembre, 2018 - 00:00

Cadáver

La joven agente Megan Reed debió dejar la fuerza policiaca por problemas de estrés postraumático y adicción a los tranquilizantes, pero está en proceso de rehabilitación y ha conseguido el puesto de recepcionista nocturna en la morgue del Hospital Boston Metro.
Su trabajo consiste en admitir a los cadáveres que vayan llegando y un ambiente tenebroso que no parece adecuado para alguien en su estado de fragilidad, aunque ella agradece tenerlo o lo hacía hasta que el ingreso del cuerpo mutilado de la joven Hanna Grace le plantea desafíos fuera de sus responsabilidades y de la razón misma.
Género de terror con una trama bastante trivial y transitada, ya que de la morgue con sus vivos y muertos se han servido la escandinava El vigilante nocturno (Ole Bornedal; 1994) y su remake estadounidense La sombra de la noche (Ole Bornedal; 1997) protagonizadas respectivamente por
Nikolaj Coster-Waldau -antes de la fama en Game of Thrones- y por Ewan McGregor entre otras similares.
Pero por una vez el título de la distribución latinoamericana mejora al original inglés, porque el ominoso cadáver de Hanna tiene tanto o más protagonismo que la atribulada Megan interpretada por la canadiense Shay Mitchell.
Se trata de una producción de bajo presupuesto -diez millones de dólares son un vuelto para la industria estadounidense-, rodada en una sola locación con una convenientemente cantidad de pasillos oscuros, donde la acción se plantea como un juego de escondidas con sobresaltos no siempre efectivos.
El director
holandés Diederik Van Rooijen hace una introducción que remite a El exorcista de William Friedkin y luego ilustra un guion que se limita a los lugares comunes de las intrigas paranormales, lo que en el buen momento creativo y de llegada al público que está pasando el género es un desperdicio.
Un Cadáver que sólo asustará a espectadores especialmente sensibles y se parece más al piloto de una serie deudora de los X- Files que otra cosa… mejor.

Título original:
The Possession of Hannah Grace
Dirección: Diederik Van Rooijen
Guion: Brian Sieve.
Fotografía: Lennert Hillege
Música: John Frizzell
Intérpretes: Shay Mitchell, Kirby Johnson, Grey Damon
Origen: USA - 2018
Clasificación: Sólo apta para mayores de 13 años

Autor: Silvana Angelicchio