Miradas Opinión

Fecha: Jueves, 12 Septiembre, 2019 - 00:00

Cómo interpretar al mundo en que vivimos

Benito Mussolini, dictador de la Italia fascista, pasó por las filas del Partido Socialista (burgués) italiano. Convertido en dictador, decidió condenar a 20 años de prisión a Antonio Gramsci, secretario general del Partido Comunista italiano y marxista leninista, en lo ideológico.

Lo hizo porque según su pensamiento “a ese cerebro había que impedirle que funcione”.

Gramsci introdujo avances y dejó que ampliaran el concepto de cómo sería el nuevo comunismo.

El pensamiento ideológico de Marx con respecto al comunismo, lo considero como la más elevada expresión del humanismo.

La filosofía, ciencia que busca la verdad, tuvo sus orígenes en Aristóteles, Platón, Sócrates. Marx escribió Ludvig Feuerbach y el fin de la filosofía clásica en Alemania. De ella extraemos conceptos que nos ayudan a elevarnos intelectualmente.

La situación actual (año 2019 de la era cristiana), existen pueblos que tienen una vida mucho más larga.

Filosóficamente, la sociedad humana tomó por caminos equivocados.

China, Egipto, se puede hablar de 7 mil años (en algunos casos), la filosofía forma parte del proceso humano del hombre hacia una sociedad con una conciencia (la del hombre) que fuese más social y humana, elevándola hacia formas superiores de vida, la verdadera dimensión de la raza humana.

Nunca la alcanzamos. En los últimos 200 años la sociedad humana tomó un rumbo por el desarrollo de un sistema económico que llamamos capitalismo, y éste creó los organismos sociales, somos unos 220 países con 7.500 millones de seres, al que denomino raza humana y al hombre como incompleto.

Esto que podría incluirse en lo que conocemos como civilización llegó a tal grado de descomposición que nos lleva inevitablemente a comprobar que ese sistema cumplió su ciclo histórico, y la humanidad se plantea un nuevo mundo (comenzando en lo económico), que es inconcebible que tengamos mil millones de personas en pobreza, hambre y sin esperanzas con respecto al futuro y, según cálculos para el 2050 podríamos acercarnos a los 9 mil millones los que poblamos la tierra.

La humanidad necesita otro mundo, lógicamente desemboca en un nuevo hombre.

Una nota no es una historia que contenga lo que pasó durante siglos.

Se derrumba el sistema económico capitalista.

China irrumpió en el mundo y en menos de 50 años creó un nuevo sistema económico. Su dirección la ejerce el Partido Comunista chino y, como país es el más poblado de la tierra, tienen 1.400 millones de habitantes.

Se la considera la primera economía del mundo. Ideológicamente, China es contraria al pensamiento de Marx y Lenin, de que el socialismo se impondría en los países más altamente desarrollados.

Mao lo dijo, la Revolución china es campesina, tenía 650 millones de campesinos sin tierra, en pobreza y con hambre. ¿Cómo lograron convertirse en primera economía del mundo? ¿Cómo lograron alcanzar tal grado de productividad? Esto es inalcanzable para cualquier país que se maneje dentro de un contexto capitalista.

Se logra al imponer la paz y la alternativa de un nuevo sistema económico, bien lo señaló su presidente y secretario general del Partido Comunista chino, Xi Jinping: “Lo que hicimos no intenten imitarlo, cada país tiene sus propias características, lo que ofrecemos es complementación económica a todos los países y pueblos del mundo”. Y lo están haciendo.

Si lo logran, podríamos tener un nuevo mundo y un nuevo hombre.

Y será la sociedad humana la que decidirá en qué mundo queremos vivir.

Autor: Aron Berstein