AVANCES Salud

Fecha: Martes, 11 Julio, 2017 - 00:00

Células madre

La ciencia avanza hacia la búsqueda de curas para enfermedades neurodegenerativas y trastornos de desarrollo, uno de los caminos más nombrados en los últimos años es el del tratamiento con células madre. ¿Mito, realidad aumentada o verdad?

"Uno de los posicionamientos de los científicos es solucionar un problema y después ver qué impacto tiene. Esta aproximación a la ciencia, necesita la mirada y la discusión social sobre el origen de las células madre y su aplicación", afirmó el Dr. Luis Politi, profesor en Ciencias Biológicas, investigador de CONICET, experto en Biología celular y Neurobiología."Las células madres tienen muchísimas promesas, algunas se han cumplido y otras no se han cumplido, pero son un enorme potencial".

Área restringida

Las células madre se encuentran en todos los organismos multicelulares, tienen la capacidad de dividirse y diferenciarse en diversos tipos de células especializadas y de autorrenovarse para producir más células madre. "Las células madres cuando se descubrieron mostraron un enorme potencial, la potencialidad de regenerar cualquier tejido pero es una potencialidad todavía, la medicina no ha llegado a eso. Cuando podamos controlar las células madres vamos a estar a un paso de solucionar algunos problemas graves que afectan a nuestra especie tales como las enfermedades cardíacas, del sistema nervioso".
En 2016 se publicó la novedad que científicos argentinos descubren cómo una célula se transforma en neurona, entender este proceso se hace fundamental para abordar trastornos en el desarrollo, enfermedades neurodegenerativas y cáncer de tejido nervioso. Los investigadores cartografiaron en el laboratorio el mecanismo molecular que gatilla la diferenciación celular, demostraron en el laboratorio cómo una célula indiferenciada se transforma en neurona. El trabajo recalca que para que la célula se diferencie es necesario que ocurran cambios epigenéticos, es decir, al nivel de la regulación de la actividad de los genes por la influencia del ambiente. La investigación se realizó bajo la supervisión del Dr. Alberto Kornblihtt, director del Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires y CONICET, la autora de descubrimiento fue la Dra. Ana Fisbein, investigadora de dicha institución universitaria, quien realizó 4 años de trabajo. Cuando las proteínas que junto con el ADN sufren una transformación química llamada metilación- agregado de grupos metilos, formado por un átomo de carbono y tres de hidrógeno- la estructura de la cromatina cambia. De esta forma, se afecta la expresión de varios genes y las neuronas se diferencian. Una de las enzimas clave que se metila es la G9a, que como todas las proteínas se fabrican en el citoplasma, debe entrar al núcleo para actuar. "Descubrimos que una de las variantes entra más fácilmente al núcleo que la otra y es la que gatilla la diferenciación, la prueba más contundente sobre el mecanismo encontrado fue que al anular al esta variante y dejar intacta la otra la diferenciación de las neuronas se inhibe", dijo en una revista médica internacional.

Pendiente

"Nos faltan aprender un montón sobre las células madres, como decía un investigador conocido las células madres son como caballos salvajes que tenemos que domar"afirmó el investigador de CONICET Bahía Blanca en el Café Científico compartido el año pasado. "Lo cierto es que pasan cosas extraordinarias, hay unos gusanos que son muy pequeños y chatitos que se llaman planarias, si uno les corta la cabeza les crece completamente y eso se debe a la presencia de células madre. No llegaremos nunca a regenera un cerebro completo pero sí podríamos llegar a regenerar una parte de nuestro sistema nervioso" planteó. "Eso es un punto muy importante que tenemos que tener en cuenta, no podemos regenerar un organismo ni todo un sistema nervioso porque es extremadamente complejo, pero sí podemos pensar en algún tipo de mecanismo que nos permita regenerar partes pequeñas, por ejemplo el sistema visual".
Según Politi, la Ciencia tiene aún muchos obstáculos para poder llegar a regenerar un tejido o curar una enfermedad. "Cuando uno mira las células madre en organismos vivos cómo funcionan, uno ve la potencialidad de regenerar, de trasladarse y cuando se han introducido en los lugares donde corresponde, el tejido donde se las introduce se encarga de decirle a la célula madre lo que tiene que hacer. Lamentablemente, los investigadores, los médicos, los bioquímicos, los biólogos todavía no sabemos darles instrucciones a las células madre, es eso lo que nos corresponde ahora a los científicos, dilucidar cuáles son las herramientas que podemos utilizar para lograr que una célula madre que queremos que se transforme en una célula nerviosa no se transforme en un músculo y que vaya al lugar que tiene que regenerar y no a otro lugar".
¿Qué sucede en la realidad con las células madre, son un avance médico o aún hay que investigar cómo y cuándo utilizarlas? Implican el uso de embriones humanos y tejido cadavérico fetal por eso plantea cuestiones éticas en relación con el progreso de las investigaciones médicas. Una pregunta que los científicos se hacen es si se pueden guardar las células madre, "la respuesta es sí, el tema es que la Ciencia hoy está avanzando mucho más que la Filosofía, todavía discutimos si está bien matar o no en determinadas circunstancias, en contrapartida la Ciencia avanza y avanza, sin control o sin fuerte control de la sociedad sobre lo que los científicos hacen, sobre lo que la investigación hace. Nosotros tenemos que ser conscientes que hay que ser mucho más cuidadosos con las investigaciones que hacemos y con las perspectivas de esas investigaciones, para qué se van a usar, de dónde vamos a sacar las células madre, sobre todo eso lo podemos discutir. Es un tema que está abierto en la sociedad, creo que tenemos que empezar a pensar en eso y muchas otras cuestiones que son de orden filosófico antes de ponernos a trabajar".

Autor: Redacción EcoDias