Salud

Fecha: Miércoles, 1 Marzo, 2017 - 00:00

Botulismo del lactante

“Es el más difícil de prevenir, los 8 casos que hubo el año pasado en la provincia de Buenos Aires son de Bahía Blanca, la denominamos enfermedad endémica, es común en nuestra región de tierra y viento”, describió la doctora Jorgelina Scuffi, integrante del área Epidemiología de la Región Sanitaria I.

“Tenemos el Botulismo del lactante, el Botulismo alimentario y el Botulismo en las heridas, son tres formas diferentes de enfermarse. El del lactante es que sucede en menores de un año, la bacteria del Botulismo tiene una espora que genera la toxina, puede ser digerida por el bebé y como su cuerpo no está maduro para poder combatirlo genera la enfermedad”, dijo a EcoDias la profesional local.

Tipología
“En el caso del Botulismo alimentario, la persona adulta se come la toxina, la espora del botulismo está en todos lados, en la tierra sobre todo, pero el organismo de un adulto lo combate. Generalmente, llega en alimentos enlatados. Hay pocos casos, siempre viene de la mano de lo casero, el último caso fue en la Fiesta del Ajo en Médanos por un pulpito en escabeche”, recordó. Con los avances de fabricación y los controles de calidad, “lo que está industrializado está estandarizado, se respetan los tiempos y las temperaturas” declaró, “que muchas veces en lo casero o lo hecho en casa no es así, cocinamos un minuto menos o un minuto más y eso puede dejar que sobrevivan bacterias o esporas”. El más raro es el Botulismo de heridas, “es el menos frecuente de todos, una persona que tiene por alguna razón tenga una gran cantidad de heridas sobre todo fracturas expuestas y la espora que estaba en la tierra ingresó por las lesiones. Tengo recuerdo de un solo caso, un hombre que se cayó de un caballo y tuvo muchas heridas, casi todas fracturas expuestas”.
El cuadro clínico del Botulismo del lactante se presenta en niños menores de 1 año, comienza con estreñimiento, inapetencia, indiferencia, dificultad para deglutir, pérdida del control de la cabeza, hasta que evoluciona para aparecer una debilidad generalizada, conocida bajo la denominación de “bebé laxo”. Esta afección integra las cifras de otras enfermedades gastroentéricas como el Síndrome Urémico Hemolítico, la Triquinosis, la Brucelosis, la Hepatitis A y las Diarreas, contempladas en los informes anuales de la Región Sanitaria I. Puede devenir en un paro cardiorespiratorio. “No sucede desde el hogar, cualquier madre se da cuenta que algo le ocurre a su bebé al verlo con los síntomas, por eso acuden rápidamente a las guardias”.
“El botulismo en lactantes es el más difícil de prevenir. Los 8 casos que hubo el año pasado en la provincia de Buenos Aires son de Bahía Blanca. Nosotros la denominamos enfermedad endémica, es común en nuestra región, otro sitio es Neuquén, lugares donde hay mucho polvo, mucho viento y son secos. Cuando llueve y hay humedad, la tierra se asienta y no está tanto en suspensión. En 2015 hubo 12 casos denunciados y se confirmaron por laboratorio 9, los otros también se confirmaron por la clínica. En 2016 se denunciaron 8 casos y 3 se confirmaron. En total en el país hubo 83” aportó la Dra. Scuffi.
“Hay que prevenir que el bebé no se trague esa espora, desde que no se recomienda el consumo de miel en los menores de un año ha disminuido notablemente la cantidad de botulismo en lactantes. Los casos que hemos tenido ahora se supone que viene de la mano de que la espora queda en el corpiño de la mamá que da la teta, se le pega a la teta y cuando el bebé toma la teta se lo traga. Estamos en el orden de los 10 casos al año. El 90 por ciento de los casos sucede en menores de 6 meses, el porcentaje de varones afectados es mayor que el de las niñas, no se saben las causas, la información es meramente descriptiva, no contiene conclusiones”. El informe 2016 arroja 67 por ciento masculino y 33 por ciento femenino.
“Por suerte, tienen una recuperación casi completa aunque es muy larga. Un bebé puede estar internado entre 2 o 3 meses. El botulismo genera una parálisis flácida, empiezan a fallar los músculos, no puede tragar, se le caen los párpados. El peligro está en que se detenga la actividad del diafragma, un músculo fundamental para la respiración, si no está óptimo se mueren de un paro respiratorio. El tema es que es una enfermedad grave. Por ejemplo la gripe puede afectar a 2 mil o 3 mil pacientes, sabemos que la mayoría pasa la enfermedad en reposo en su casa. En cambio, el botulismo sino tiene atención médica el bebé se muere. Otra arista es que ocupa por muchos meses la cama de un hospital, eso es muy costoso para el hospital y para el Estado cada día de internación. Un bebé con botulismo necesita estar internado de 1 a 3 meses. Los números de casos de botulismo son menores, pero en gravedad es más grave que muchas enfermedades, y puede tener un desenlace fatal”.

Rapidez
“La ventaja que tiene Bahía Blanca es que al tener muchos casos cuando entra un bebé con esos síntomas el médico lo ve y se da cuenta enseguida. Le ponen un respirador mecánico hasta que el organismo libera toda la toxina el efecto de respirar lo hace la máquina. Los fallecimientos tienen que ver con el diagnóstico médico tardío”. La rapidez del diagnóstico y las primeras medidas de atención son fundamentales. “Aunque el porcentaje de muerte es mínimo, también vemos casos con secuelas, puede llevarles un tiempo tragar de nuevo bien, hacer caca porque ese es otro problema no lo pueden hacer porque los músculos que rigen el intestino y el sistema digestivo no funcionan bien. Cuando logran recuperarse les dan el alta y se siguen los casos con las consultas pediátricas, a los 60 días se les hace una evaluación para ver si quedan con algún tipo de secuela”.
Los médicos que atienden a los pequeños pacientes los diagnostican e inmediatamente notifican a Región Sanitaria I. Los centros de salud que atienden el botulismo del lactante son el Hospital Interzonal Penna y el Hospital Italiano, ya que ambos tienen terapia intensiva para bebés. “En este momento hay dos bebés internados en el Penna” aportó la médica.
“Hay que evitar que el bebé se lleve a la boca la espora, en menores de 6 meses es fundamentalmente la teta porque no consumen otra cosa, tampoco gatean, si se llevan cosas a la boca a lo sumo es una mamadera” afirmó. “Los más grandecitos es probable que ingrese en forma rápida vía tierra- boca, porque todo se lo llevan a la boca. El botulismo del lactante es muy difícil de prevenir, una de las medidas que se recomienda a las madres es lavar los corpiños y que se sequen adentro, también plancharlos, planchar la ropa del bebé, esto permite quemar la espora. La higiene de las casas en cuanto a tierra también es fundamental. Una de las características de la ciudad es la sequía, eso nos protege de algunas patologías como el dengue, que se retrasa por la ausencia de agua”.
Bahía Blanca tiene mayor cantidad de casos porque tiene mayor cantidad de habitantes. Desde 2007 se puede observar según los datos estadísticos que la localidad más afectada en función de su población fue Río Colorado, luego el Partido de Villarino. “Ha ido disminuyendo gradualmente, cuando los pediatras dejaron de recomendar la miel, era una vía muy directa” indicó respecto a la causa de disminución de casos locales.
Uno de los aspectos tenidos en cuenta por los profesionales que verifican los casos es la ubicación domiciliaria de los pacientes, “de las direcciones que notifican todos los pacientes verificamos cuáles vivían en calles de tierra. El 75 por ciento al inicio de la enfermedad vivía en calles de tierras o en barrios que tenían calles de tierra. Lo que no sabíamos de los casos analizados, más antiguos, que no contaban con más datos certeros si vivían próximos a una obra en construcción o habían ido a pasear a algún sitio con esas características. De todas maneras, los datos son llamativos”.

SOLICITUD
Los concejales que componen la bancada de Integración Ciudadana en el Concejo Deliberante solicitaron la realización de una campaña de prevención sobre Botulismo del lactante en la región. La iniciativa surgió de la edil Miriam Magdalena Iantosca, quien además integra la Comisión Salud Pública del ente legislativo local.
El pedido se dirigió al Departamento Ejecutivo municipal, en el mismo se requirió que a través del área de Epidemiología de la Región Sanitaria I se realice una campaña de prevención con respecto al Botulismo del lactante, “atento la significativa cantidad de casos en la ciudad y asegure el adecuado riego de las calles de tierra como medida de prevención” aseguró la minuta, que adjuntó más datos aportados por la página web de la entidad sanitaria regional, quien difunde las estadísticas de forma abierta en www.regionsanitaria1.com.

Autor: Redacción EcoDias