LA CRITICA Cine

Fecha: Martes, 8 Agosto, 2017 - 00:00

Baby: El aprendiz del crimen

Más que parodiar géneros el director británico Edgar Wright prefiere jugar con ellos, como hizo con el terror de zombies en Muertos de risa (2004) o los policiales en Arma Fatal (2007), sus trabajos más destacados.
En el adrenalínico prólogo de Baby: El aprendiz del crimen parece un intento de juego con el de acción: el automóvil rojo estaciona frente al banco, los ladrones bajan, el jovencísimo chofer escucha su Ipod como si nada, los cacos vuelven con el botín y salen quemando caucho con la policía detrás, al ritmo de “Bellbottoms” de John Spencer Blues Explosion.
Pero el plano secuencia que sigue a los títulos muestra al mismo chofer bailoteando en la calle -mientras los grafitti, las señales de tránsito y los afiches replican la letra del tema que va oyendo en una maravilla de edición- y se percibe que hubo un cambio de rumbo.
A pesar de su aspecto y su apodo infantil, el protagonista -Ansel Elgort- es un talento al volante, que desafortunadamente está en deuda con el gánster interpretado por Kevin Spacey en modo House of Cards.
Le paga en cuotas paga conduciendo en los atracos que planea, aunque su verdadera pasión y la manera de lidiar con su molesto tinnitus y sus penas sea la música.
El director reconoce haberse inspirado en El conductor (Walter Hill, 1978) al escribir el guion, pero la forma en que lo plasmó es muy diferente.
Lo más logrado del film está en la mezcla de humor, música y acción -con reminiscencias de Tarantino- de la primera mitad y a medida que Baby se sumerge en la violencia que lo rodea, Wright se desliza hacia un terreno dramático que no domina.
Algo que afecta el ritmo narrativo y hace que la resolución resulte convencional, aunque el encontronazo previo entre el protagonista y el implacable colega interpretado por Jon Hamm, deje sin aliento.
No obstante eso, la factura técnica, el elenco -con breves apariciones de intérpretes musicales- y la manera en que la banda de sonido motoriza la trama son estupendos y garantizan que este primer estreno comercial de Edgar Wright en el país no vaya a ser el último.

Título original: Baby Driver
Dirección y guión: Edgar Wright
Fotografía
:
Bill Pope
Música: Steven Price
Origen:
USA, UK -2017
Calificación: Solo apta para mayores de 13 años, con reservas
Intérpretes: Ansel Elgort, Jon Hamm, Kevin Spacey, Jamie Foxx

Autor: Silvana Angelicchio