EVENTO A BENEFICIO Interés general

Fecha: Martes, 28 Mayo, 2019 - 00:00

Adopción de mascotas

La Sociedad Escolar Alemana y el Refugio Los Perros de José realizaron una feria con música y microemprendimientos para impulsar una campaña de adopción.

“Venimos trabajando juntas desde el año pasado, desde noviembre, aportamos eventos para colaborar con el refugio, como lo nuestro es la música primero organizamos un minirecital y después quisimos hacer algo en la sede de la Sociedad Escolar Alemana (SEA)”, inicia la charla Paula Miner, docente de la institución y colaboradora del refugio.

Una más una
La solidaridad fue el comienzo de esta tarea entre la Sociedad Escolar Alemana y el Refugio Los Perros de José, “fuimos a ayudarlas, a colaborar en lo que necesitaran, armamos caniles, tratamos de aportar más difusión y también colocamos urnas en algunos lugares para recaudar dinero”, explicó. La feria de un viernes a la tarde de mayo tuvo participaciones musciales de Mai Luna, el acústico de Roberto Monstruo, Gálaga y el DJ Flaco Salzotti, voluntades jóvenes que hacen su aporte para crear mayor conciencia.
“Tenemos hermosos perritos en adopción, con sus libretitas sanitarias, castrados, desparasitados, vacunados, sanitos, gorditos, felices”, contaban durante la actividad. Mientras afuera anochecía, más gente se acercaba a la feria, muchas personas fueron con sus perros para reforzar la idea de que es necesaria la adopción de animales, el cuidado responsable de los mismos y la compañía que resultan. Recordamos que la Sociedad Escolar Alemana es una asociación que difunde el idioma y la cultura alemana en la ciudad, su programa cultural abarca las expresiones artísticas como la danza, la música y las artes plásticas.
El refugio ampara 70 animales, “es un número importante, todos los días nos piden ayuda y todos los días entra uno; es cierto que se van en adopción, no como nosotras tendríamos intención, quisiéramos que fuera masiva y que se vayan bárbaros”, afirma Rocío Nazardín, quien lleva adelante la tarea en el lugar. El trabajo de la organización cumplió 10 años y atiende perros en situaciones extremas, “un animal con situación de calle enfermo, una perra para castrar, es un trabajo tristísimo para la sociedad porque la gente que realmente trabaja para los animales lo hace en silencio”.
La intención central es concientizar y crear mayores vínculos para que las adopciones sean realidades, “tenemos perros muy lindos, algunos de raza y otros mestizos; es importante saber que hay criaderos clandestinos, no entregan a los animales vacunados, y no se sabe bien cómo realizan las cruzas; creo que está bien que la gente quiera un perro de raza pero hay que tener mucho cuidado con eso, en algunos lugares hacen parir indiscriminadamente a una perra para vender los cachorros sin pensar en lo que esto significa”.
La adopción y tenencia de perros constituye una importante responsabilidad, vacunas, visitas periódicas al veterinario, desparasitación, baño frecuente, comida y agua de acuerdo a sus necesidades.

Complementariedad
En el mes de febrero, el refugio abrió sus puertas para que los y las bahienses lo conozcan, Paula y un grupo de compañeras se sumaron a la causa de manera desinteresada, “vinieron con carteles, pintura y nos ayudaron, eso es muy valioso, porque todo lo nuestro es a pulmón”.
Amabilidad y compañerismo caracteriza esta dupla solidaria, “no tengo dudas que esto ocurre porque hay gente joven involucrada, lo han hecho en silencio y sumándose, pensando en lo que se necesita, y tienen otra mirada hacia lo que es esta tarea”. Afortunadas en encontrarse, SEA y el refugio siguen creando nuevos espacios para impulsar que cada perro tenga su propio lugar. “Hay mucho maltrato animal y las leyes son muy lentas”, aseveró Nazardín.
Respecto al lugar que ocupa el perro dentro de la familia aportó que es un animal más, que requiere de contención y tiene necesidades propias, pero no hay que humanizarlo porque su comportamiento es propiamente animal, si hay niños pueden demostrar su lado más violento, “pueden morder y no es lo mismo una mordida de chihuahua que una de pitbull, tiene que primar el respeto ante todo”. Según la cuidadora, falta una gran cuota de educación en la gente, principalmente en los más pequeños, que aprenden fácil y desde corta edad exigen a sus padres el buen trato de los animales, su preservación y tenencia responsable. “La mejor esponja son los niños, si les das una explicación y un papel con los primeros pasos para atender un perrito: respetarlo, quererlo, darle de comer, vacunarlo. Y el chico después se lo dice a su mamá. Automáticamente lo aprendió y lo aplica”.

UN PERRO DA FELICIDAD
La campaña de adopción está abierta todos los días sábados de 15 a 18 horas en Berutti 456. Quienes quieran colaborar pueden llevar a la sede frazadas, capitas y abrigos de animales que ya no tengan en uso, sábanas y colchones de espuma, también se recepciona alimento balanceado.

Autor: Redacción EcoDias