TECNOLOGÍAS A DISPOSICIÓN Educación

Fecha: Miércoles, 26 Diciembre, 2018 - 00:00

Año que fue infinito

Lo mejor de Infinito por Descubrir consolidó una jornada abierta para cerrar el año 2018.

Proyectos, relatos y creaciones fueron los resultantes de la actividad en el centro de innovación de tecnología educativo. A mediados de 2017 se anunciaba la apertura de Infinito por Descubrir en la ciudad, después de eso niñas, niños y adolescentes desde los 6 a los 18 años no pararon de sumarse a los encuentros y propuestas semanales.

En este lugar del mundo
“Llega fin de año y vos fuiste parte de todo esto, por eso sos nuestro invitado de honor”, titulan los integrantes de IxD Bahía Blanca en su convocatoria para que los más pequeños y los jóvenes se animaran a participar de la jornada de cierre. Desde la organización contaron a EcoDias que la jornada del 22 de diciembre fue creada con la intención de “compartir ideas, proyectos, las experiencias que se disfrutaron y también, fue una excusa para encontrarse con amigos”. La muestra final 2018 convocó a que todos los proyectos logrados o en proceso sean expuestos y conversados con los visitantes, donde una vez más se incluyó a las familias.
Hay que recordar que IxD Bahía Blanca cuenta con laboratorios de sonido, ciencia, fabricación y multimedia, más dos espacios libres, minilaboratorios para atender el surgimiento de nuevas ideas de quienes participan. “Uno de los fuertes de IxD es el acompañamiento en proyectos, el chico viene o ya crea un proyecto, que puede ser propio, colectivo, multidisciplinario y por eso tiene que pasar por los cuatro laboratorios. Puede tener cinco proyectos a la vez, descartarlos, tener dos en grupo, solo, infinitas posibilidades”, cuenta Sebastián Luce, uno de los coordinadores. El lugar utiliza la tecnología como un medio para innovar en la educación no formal, una nueva forma de hacer y crear interacciones educativas. “Buscamos atender al desarrollo de la empatía, el trabajo en equipo, el pensamiento crítico, la tolerancia, la autorregulación, el desarrollo de la educación emocional”, comentó a la hora de volver sobre los fines de la organización.

Cataratas de proyectos
Dentro de los trabajos individuales podemos visualizar una gran diversidad de producciones. José creó trucos de magia en el laboratorio Mutimedial, en el video se lo puede ver a él y su reflejo realizando actividades que no están en espejo, incluso supo ocultarse y cambiarse de ropa en una columna muy delgada, el arte de desaparecer y aparecer deja a muchos con la boca abierta. Y es que después de esta experiencia José se autonombró Tecno Magik, justo antes de desintegrarse totalmente frente a la pantalla. Otra experiencia reciente fue la del taller de efectos especiales, donde se elaboró una muestra antídota para combatir a los zombies. Hace un mes, en ese mismo laboratorio, se produjo el primer encuentro para recrear los efectos y trucos de las primeras producciones cinematográficas. Imágenes en blanco y negro, con música que emulaba a Charles Chaplin, dejó ver peleas con luchadores invisibles. En Fabricación, Santiago se dedicó a la realización de una lámpara, “la quiero hacer para un chiquitito de 3 años que me dijo que tiene miedo a la oscuridad, corté con la máquina láser los cuadraditos, le puse tornillos y con una botella de Ciencias le hice la parte de arriba para que alumbre. En el vinilo, armé estrellas. Le puse una luz, me ayudaron Javi y Anto”.
Federico Corzo, de 11 años, estuvo trabajando en el desarrollo de “una página web de comunicación, una aplicación que manda mensajes y tiene minijuegos, se llama Megamensaje, antes de entrar te tenés que registrar como todo usuario”. Megamensaje se define como una multi-aplicación, pensada por chicos y para chicos. Sonido dio la oportunidad de realizar programas radiales, algunos de ellos dedicados a recomendar y clasificar los juegos electrónicos más utilizados, participaron más de media docena de chicos con sus computadoras y auriculares, listos para opinar y aportar más contenidos a la actividad. Es imposible olvidar lo vivido en la jornada de Pedagogías Alternativas del Sur, donde grandes y chicos expusieron las habilidades musicales compartiendo escenario con la gente de Playing for Change, movimiento internacional que hermana a músicos de todos los puntos. El taller de huerta orgánica privilegió las habilidades para la preparación de compost y plantines, en una audaz plancha con pequeños gajos y semillas que luego pasaron macetas, otra instancia más para ser cuidados. El conocimiento de las especies y requisitos que demandan fue parte de la indagación tecnológica acompañada por los facilitadores que conforman IxD. Juan Ignacio inventó en Ciencias un repelente natural para combatir los mosquitos, también un grupo de chicas y chicos realizaron la invención de alas de ángeles mecánicas y móviles. La fascinación por la inventiva infantil y adolescente es el alimento de IxD, que no detiene su marcha en el compromiso de ser un espacio abierto.

PARA SEGUIR CON CALOR
Durante el verano, la organización de Fitz Roy 682, permanecerá abierta, desde el mes de enero. Poné me gusta en la página facebookera Infinito por Descubrir Bahía Blanca y aprendé conectado. Participá de las actividades semanales que se publican en la grilla programada o llevá tu idea para desarrollarla junto a otros, bajo la orientación de los integrantes.

Autor: Redacción EcoDias