PARO Y MARCHA Interés general

Fecha: Martes, 13 Marzo, 2018 - 00:00

8 de Marzo

Por Colectiva YoNoFui

Nosotras paramos por todas las mujeres presas en cualquier punto del territorio.
Paramos por las que zafaron antes de entrar, por las que entraron y salieron de institutos de menores, por las que no les quedó otra que volver a delinquir y regresaron a la cárcel, una y otra vez hasta creer que ése era su lugar.
Paramos porque la cárcel no puede ser nunca una casa para nosotras y nuestros hijes.
Paramos para visibilizar todas las violencias que sufren las mujeres adentro de la cárcel.
Paramos para decir basta a la discriminación y el estigma que marcan nuestros cuerpos por haber estado presas, lo que termina siendo una doble condena.
Paramos porque la cárcel destruye nuestros vínculos con el afuera, resquebrajando nuestros mundos afectivos y toda posibilidad de reorganización material de nuestra vida.
Paramos para exigir el arresto domiciliario a todas las mujeres madres con hijos menores de edad en contraposición a lo que hace la justicia patriarcal que no duda en otorgar el arresto domiciliario a los genocidas.
Paramos porque el mismo Estado que nos encierra, luego nos arroja a un afuera, en el que no hay lugar para nosotras.
Paramos porque no queremos que el delito sea nuestra opción, pero tampoco queremos seguir mendigando en los pasillos de los Ministerios Públicos para que nos digan que no mil veces, cuando se trata de reclamar por nuestros derechos.
Paramos porque no queremos que discriminen a nuestros hijes en las escuelas porque sus madres están presas.
Paramos porque estando presas y enfermas no recibimos atención médica, y somos tratadas como desechos.
Paramos porque en las cárceles provinciales vivimos amontonadas en lugares inmundos, con ratas, cables colgando y techos que se nos caen encima.
Paramos porque queremos trabajar pero no ser explotadas por el Servicio Penitenciario Bonaerense, que nos paga 16 centavos la hora de trabajo.
Paramos por las que sufrieron violencia obstétrica, maltratadas por el Servicio Penitenciario y los agentes de salud, y por las que parieron en los pasillos de un penal.
Paramos por las que fueron violadas y abusadas sexualmente en la cárcel y por las que sobrevivieron a ese infierno.
Paramos por las que murieron asesinadas en la cárcel en manos del Estado.
Paramos porque no queremos negociar nuestros derechos ni adentro ni afuera.
Paramos porque nuestros cuerpos también cuentan.
Paramos por las que se fueron sabiendo que una parte nuestra siempre se muere en el penal, pero que otra más fuerte toma su lugar cuando se convierte en lucha colectiva.

#NiUnaMenosTambienEnLasCarceles
#8M
#NosotrasParamos

Autor: