Dos en una Instituciones

Fecha: Sábado, 19 Agosto, 2006 - 00:00

75 años para y por los vecinos

Entre las calles Harris, Tierra del Fuego, Plunkett y Brickman, allá en el sur de nuestra ciudad, se encuentran las Villas Serra y Talleres, gobernadas por una misma entidad fomentista que cobija a unas 450 familias y tiene su sede en Islas Orcadas 1555.
“La Sociedad de Fomento de Villa Serra y Villa Talleres nació allá por el año 1931 con la denominación de ‘Sociedad Lautaro’, en homenaje a un prócer que en White también tiene su calle. Nosotros entramos este año, en el marco del 75º aniversario de esta institución que pasó muchas etapas buenas y muchas de ellas malas, con comisiones que quedaron acéfalas, pero gracias a Dios, en esta última etapa hemos podido recomponer la situación, ya tenemos la personería jurídica correspondiente, tenemos todo dentro de la ley y ha comenzado un ciclo que le está brindando a los barrios la oportunidad de tener una sociedad de fomento como se merecen los más de 200 asociados con los que contamos en este momento”, asegura a EcoDias Fernando Topa, presidente de la entidad.
Asimismo, Fernando sostiene que cuando asumieron la dirección “el mayor de los esfuerzos era complacer al vecindario. Uno de los temas primordiales fue la inauguración de la sala médica que había quedado pendiente desde la administración del agrimensor (Jaime) Linares, cosa que se consiguió aproximadamente un año después, y ahora el mayor desafío que tenemos son las cloacas. Este es un problema tremendo en toda la ciudad, no solamente en Villa Serra”.
En este sentido “ya tenemos realizado el consorcio, ya está aprobado por el Concejo Deliberante y estamos esperando que nos hagan llegar las noticias que alienten de una vez por todas a los vecinos para acercarse a nosotros”.
¿Asfaltado, luminarias…? “¡No! No, por ahora olvidate, sin las cloacas eso ni existe. Sí, otro de los problemas grandes que tenemos es la falta de iluminación, que también es un problema recurrente en toda la ciudad”, comenta Topa marcando claramente la urgente necesidad de tan elementales y vitales obras de infraestructura.
Sin descuidar las gestiones para obtener los objetivos antedichos, los fomentistas de Villa Serra y Talleres no dejan de lado la organización de algunos servicios para los socios de la institución. “Comenzamos con el curso de porcelana fría, tenemos a los chicos que se acercan a jugar ajedrez, pero las actividades son mínimas porque toda la juventud se está concentrando en el Club Talleres (Ver EcoDias 160), donde están realizando un trabajo importantísimo”, dice el presidente y agrega que “además estamos preparando grandes actos para octubre porque en septiembre cumplimos 75 años y ya estamos laburando, pensando en darle a la gente la oportunidad de juntarse, de reunirse, de compartir un domingo… no festejando sino tratando que los vecinos se arrimen un poquito más a la Sociedad de Fomento porque realmente es su casa”.

Consejo vecinal propio
Respecto a la vuelta del Consejo Vecinal Villa Rosas, Topa afirma que “estamos participando activamente, nominamos al señor Raúl Miguel como representante de la institución, yo voy como suplente, pero creo que el Consejo era una prioridad para Villa Rosas, y ahora que se ha formado la comisión directiva después de una larga lucha, lo que estamos buscando es darle la agilidad necesaria a este organismo y la mayor rapidez posible para que la comisión comience a trabajar, cosa que realmente se ha logrado”.
“Esperamos que salga todo lo mejor posible porque los vecinos de todos estos barrios estamos con unas necesidades tremendas y faltan respuestas, porque realmente, ni por parte del Ejecutivo ni del Concejo Deliberante, se hacen cargo”, asegura.

Recuperar la participación
Punto clave en el desarrollo de la labor solidaria y desinteresada del fomentismo vecinal es la participación de la gente y aunque la realidad no sea la mejor, no hay que resignarse ni darse por vencido sino apostar por el cambio.
“No te puedo decir que en nuestro caso la participación es nula pero sí que es muy baja. La gente tiene sus prioridades, busca que uno le encuentre soluciones a las necesidades que tienen pero la colaboración es realmente mínima, lamentablemente los vecinos no se acercan”, concluye Topa.

Autor: Redacción EcoDias