Salud

Fecha: Lunes, 21 Diciembre, 2020 - 00:00

“Solidaridad mundial, responsabilidad compartida”

La lucha contra el SIDA tiene un día marcado en el calendario para renovar el compromiso con la detección temprana y el tratamiento adecuado.

El 1 de diciembre se realizó una jornada de detección rápida de VIH y sífilis en la Plaza Rivadavia. La actividad responde a la prevención y concientización de la enfermedad, en el Día Mundial de Lucha contra el Sida. Intervino personal médico especializado en Infectología, Bioquímica, Enfermería y Psicología. Esta campaña es parte del programa de prevención y promoción de la salud, organizada por el municipio junto con la Región Sanitaria I y los hospitales Leónidas Lucero y José Penna.
Los tests rápidos tuvieron una excelente convocatoria, tanto jóvenes como personas adultas se acercaron a la carpa sanitaria. También se ofreció el análisis de detección de la hepatitis C a quienes son mayores de 40 años, porque antes de la década de los ‘90 las transfusiones de sangre no se tamizaban para detectar el virus de las hepatitis, por ello se recomienda la prueba de sangre para detectar si son portadores del virus.
El año pasado se realizó durante dos días, y los espacios destinados fueron el Paseo de la Mujer y el Parque de Mayo.
Este año, en contexto de la pandemia por el Covid-19, el lema fue “Solidaridad mundial, responsabilidad compartida”, valores que contemplan las respuestas sanitarias mundiales desde una nueva perspectiva y obligan a que el mundo trabaje en conjunto.

El test como herramienta
El test se realizó de manera gratuita y confidencial, y conllevó los protocolos de prevención del contagio de Coronavirus: distanciamiento social, uso de barbijo y desinfección con alcohol en gel.
Esta forma de detección del VIH hace posible conocer el resultado en casos en los que no se presentan síntomas. Además, si una persona quiere realizarse el estudio puede hacerlo en cualquier hospital o centro de salud, sin orden médica ni estar en ayunas ni ser mayor de edad. Un resultado positivo generará un tratamiento temprano y gratuito. “Siempre es mejor saber”, aseguran
los y las especialistas.
En Argentina 136 mil personas viven con VIH, 60 mil personas reciben tratamiento antirretroviral desde el sistema público. El 30% fueron diagnosticados en un estadio avanzado de la infección. Se estima que el 17% de la población no sabe que tiene HIV.

CONOCER EL VIRUS
VIH son las siglas del Virus de Inmunodeficiencia Humana, afecta principalmente las células del sistema inmune, que nos defienden de las infecciones. Se transmite de persona infectada a persona sana durante las relaciones sexuales a través del contacto con semen, líquido pre-eyaculatorio, fluidos vaginales, sangre. Es posible su prevención con el uso de preservativo o campo de látex, sigue siendo la forma más segura de mantener relaciones sexuales.
Otras situaciones que generan exposición al virus, es el contacto directo por compartir elementos cortopunzantes. En el caso de transmisión de persona gestante a recién nacido, puede darse por los fluidos en el proceso de gestación, durante el parto o a través de la lactancia. Toda persona gestante y sus parejas deben realizarse el test de VIH, ya que de esta manera se previene la posibilidad de transmisión del virus. Existen tratamientos especiales para que el VIH no se transmita durante la gestación, y varían en relación a si la persona gestante está tomando medicación o no.

¿POR QUÉ HAY QUE DETECTAR LA SÍFILIS?
La detección de la sífilis se realizó junto a la de HIV, es una infección de transmisión sexual frecuente y es producida por una bacteria llamada Treponema Pallidum. En una primera etapa genera una lastimadura o úlcera, llamada “chancro” generalmente única y no dolorosa, en la boca, el ano, la vagina o el pene. Muchas veces es acompañada por la inflamación de un ganglio en la zona. Esta etapa inicial se llama sífilis primaria.
En el caso de la sífilis secundaria, los síntomas son erupción en el cuerpo, lesiones en la boca, fiebre y aumento generalizado del tamaño de los ganglios, caída del cabello, malestar general, verrugas en la zona genital.
El tratamiento genera cura de la enfermedad, y está disponible en forma gratuita en todos los espacios de salud públicos. El tratamiento debe realizarlo la persona que tiene la infección y sus parejas sexuales. La infección sin tratamiento puede progresar y causar daños al corazón y lesiones en el sistema nervioso. Si una persona gestante está infectada y no es tratada puede transmitir la infección durante el embarazo y/o parto, resultando sífilis congénita, que produce ceguera, daño severo en otros órganos y hasta incluso la muerte en las y los recién nacidos.

Autor: Redacción EcoDias