Integración en Cerri Instituciones

Fecha: Lunes, 19 Junio, 2006 - 00:00

Índice

María Fernanda Ladreche vive en Gral. Cerri y es maestra de educación especial. Más allá de este oficio que despierta interés, nos movilizó a charlar con ella su trabajo en INDICE (Integración del Discapacitado Cerrense).

INDICE se dedica a la elaboración de pastas a cargo de adultos especiales ya egresados de las escuelas laborales, todos mayores de edad. Además de su inserción en el plano laboral se contempla la integración de estas personas a la comunidad a la que pertenecen.
“En este momento son 5 operarios, Daniel, Rosa, Cristian, Chiche y Mauricio, pero INDICE también abarca actividades con los chicos discapacitados que concurren a las escuelas especiales de Bahía Blanca. Además, realizamos tareas con los padres y nuestra comisión directiva”, relata María Fernanda.
Los talleres de INDICE están ubicado en 25 de Mayo a la altura del 300 de la localidad de Gral. Cerri. Allí los jóvenes producen sorrentinos, ravioles, tallarines y discos de empanadas en esa sede totalmente equipada con maquinarias dedicadas a esa producción.
“Antes, en el año 2000, nuestra entidad se llamaba Frater, y sólo asistía a estas personas conteniéndolas desde los humano, desde lo cristiano. Pero en vistas de las necesidades de cada uno de ellos y de la carencia de servicios de educación especial en la localidad, decidimos darle un cambio de rumbo y trabajar en producción y capacitación con salida laboral”, agrega Ladreche.
INDICE empezó a trabajar hace 3 años, y es la primer institución cerrense dedicada a contener a los jóvenes y adultos con discapacidades. “Trabajábamos con chicos chiquitos, pero nos quedaba la franja de edades mayores, que ya habían egresado de todas las instituciones formales y no tenían un lugar donde concurrir, entonces enfocamos la atención en ellos”.
Además se les brinda asesoramiento jurídico, haciendo los contactos con la gente capacitada, se hacen los trámites para recibir las Tarjebus, se los conecta con la Comisión Municipal de Discapacitados, y todo lo que necesiten y esté al alcance de la entidad.
En la historia de la institución existen fechas importantes como el 8 de mayo 2000 que comenzó como Frater y luego diciembre de 2003, cuando pasó a ser INDICE. En ese entonces se mudaron a la sede de 25 de Mayo y comenzaron a trabajar: “Todo esto nos llevó mucho trabajo, tuvimos que convocar gente, formar una comisión, fundar la institución, construir una sede, equiparla, mientras tanto mantener a los chicos que no tienen ningún tipo de subsidio ni beca, porque -a criterio de las autoridades- no estamos en condiciones de recibir subsidios porque algunos de los chicos tienen pensiones otorgadas”.
La comercialización de los productos que elaboran es un tema pendiente, ya que primero se consiguió el salón, luego la preocupación fue el equipamiento, ya que ni siquiera contaban con gas natural, y todo lo que hacían en un principio era artesanal. “Todo lo conseguimos a pulmón y con el apoyo de la delegación local, desde el año pasado tenemos gas y todas las máquinas. Ahora estamos haciendo reformas para tramitar la habilitación definitiva y matricular los productos para poder venderlos”.
Toda una tarea de integración. Y ahora le toca a la comunidad.

Autor: Redacción EcoDias