Opinión

Fecha: Martes, 9 Octubre, 2018 - 00:00

¿Sobrevivirá el hombre incompleto a la crisis mundial que él mismo generó?

Los judíos celebraron el Año Nuevo calculado en 5779 años, según los antiguos testamentos y antiguas escrituras de carácter religioso.
Confiero mi ignorancia en cuanto a lo religioso. Don Ata supo decir con respecto a Dios: “Por mi casa no ha pasado / Tan importante señor”.
Aún analfabeto me hago algunas preguntas: ¿Cómo saben los judíos que cumplen 5779 años? ¿Por qué buscaban desde tiempos inmemoriales un Mesías, no estaban conformes con el Reboilom Sheloilom (Dios)?
Si Dios destruyó Sodoma y Gomorra (por los pecados cometidos), ¿no tendría que destruir a la tierra donde habita el hombre (que en nada se parece a Dios)?
La imaginación que supera a la ciencia -según Albert Einstein- nos dejó en pintura la imagen de un hombre que soporta sobre sus hombros todo el mundo (Atlas).
Se dice que Jesús predicaba en el idioma arameo, anterior al hebreo. ¿En que idioma se hablaba anteriormente en las 12 tribus que poblaban las tierras de Canaán?
Lo que si sé es que estamos atravesando un periodo que podría ser de transición hacia un nuevo mundo en la tierra y un nuevo hombre (ser humano). O vamos hacia la desaparición de la vida y del hombre en este planeta.
Considero a esta nueva especie -que se desprende del mono- como incompleta, aún con todo lo que alcanzamos.
La crisis que soportan los países que adoptaron el modelo capitalista se convirtió en una guerra de guerrillas, sin contenido social y menos humano.
Se desató un brote de cólera en Zimbawe, África. Quienes gobiernan los países mas desarrollados, bien podrían contribuir con medicina para contener o combatir esa epidemia, en la que se registran más de dos mil casos.
En la Argentina 57 hospitales están al borde de convertirse en la antesala de la muerte.
Se les niega apoyo. Me informan que muchas mujeres concurren con niños al Hospital Posadas, de Buenos Aires, pues advierten un rebrote de escarlatina.
Había mujeres con niños que llevaban 5 horas de espera para su atención, mientras 1300 médicos fueron despedidos en ese hospital.
Me extraña la creación que psicológicamente se ha creado de que es necesario esperar a las elecciones presidenciales que se realizarán en octubre del 2019 para cambiar ese estado de cosas.
En medio de esta crisis que afecta y destruye la vida en la tierra y el hombre viajando a la deriva aunque existen otras alternativas que se van afianzando a nivel mundial.
Pero no son suficientes para los cambios que deben producirse, si es que queremos un nuevo mundo y un hombre nuevo.
El delirium tremens arrastró también a los pueblos, es el gran merito del capitalismo, el haber llevado al mundo a un vaciamiento del cerebro humano.
La veo como la expresión de Pedro a Jesús “Quo vadis, Domine?” (¿Dónde vas, Señor?). Y éste (hoy los pueblos), le responde: “A ocupar el lugar que tú dejaste”.

Autor: Por Aron Berstein