Opinión

Fecha: Martes, 3 Octubre, 2017 - 00:00

¿Cuántas vidas tendremos?

La vida es un laboratorio gigante donde todos los días suceden acontecimientos.
Como el llamado hombre no llegó a su madurez y no alcanzó su verdadera dimensión humana, tenemos cosas buenas y muchas más malas.
Desvirtuado el concepto de “Ser humano”, al no existir normas y códigos que interactuados correctamente serían valores éticos y morales, todo ha quedado liberado al azar y a un comportamiento incompatible para una sociedad con sentido social y humano.
 Quedé sorprendido al ver y escuchar -a medias- un reportaje en R.T. (noticioso ruso) lo que decía un investigador científico, médico él, que a nivel laboratorio habían logrado duplicar y triplicar la vida de los ratones, y en el caso de insectos en muchos años más.
Y dejó entrever que, trasladado al hombre, viviríamos muchos años más.
Lastima que de esos beneficios no los podré compartir, cumpliré 92 años, y no se equivocó quien dijo “hasta la sombra me pesa”.
Si esto se ha podido lograr, ¿por qué no creer que la existencia humana y su paso por la vida logre alcanzar 120 años o más?
Dichos experimentos se realizan en varios institutos y universidades, pensar que podemos vivir 120 años es una bendición, para lograrlo el pensamiento del hombre tiene que ser distinto y saber devolverle a la naturaleza lo que le robamos pensando que, para el año 2050 estaremos cerca de los 10 mil millones de habitantes inquilinos de este planeta.
Porque si no se transforma en un mundo nuevo, ordenado, planificado, sin límites ni fronteras en lo espiritual y humano, y actuamos como el mundo que hoy vivimos, categóricamente “no viviremos”.
Necesito para mis apuntes para una nota, la imaginación de un Julio Verne y la prolongación de la vida humana sobre bases científicas.
En otra intervención televisada un médico afirmaba que los niños nacen con inteligencia, eso no lo dudo, calculen que yo mismo hace 85/90 años aprendí a leer y escribir, con lapicera con pluma, tintero en el banco donde nos sentábamos, y hoy usan computadoras.
Discépolo fue un filósofo que utilizó las composiciones de tangos y especialmente el tango hablado, cuando le incorporarían letras, cada tango y letra es un pedazo de vida.
“Acuarela de mis 20 años que pintan los muros”, la luna y el sol quizás no sea inspiración para quien pintó “La Capilla Sixtina”.
Pero una luz en la esquina, un almacén, una pared sin revoque, me traen gratos recuerdos, eso lo vi y hasta intenté pintarlo. Lo que hizo Buonarroti nunca lo veré.
Aldo Ferrer compuso “Balada para un loco”, y lo cantó Amelita Baltar.
Amo a Dante, Homero, Neruda pero estoy más cerca del loco de Ferrer.
No se si Trump escuchó alguna vez a Magaldi: “No cantes hermano no cantes / Que Moscu esta cubierto de nieve / Rumbo a Siberia mañana, / saldrá la caravana” (Agustín Magaldi lo cantó por el año 1910/1920).

Autor: Por Aron Berstein