PREVENCIÓN Salud

Fecha: Martes, 3 Julio, 2018 - 00:00

¡Atención, sarampión!

Si viaja fuera del país -Rusia por ejemplo- no se olvide de revisar su libreta sanitaria, el sarampión en Europa marca un estado de alerta permanente y preocupante.

"En Europa en general hay varios casos de sarampión, muchos de ellos producto de los movimientos antivacunas, que son muy fuertes. Esto cae en la aparición de enfermedades que, aunque no estaban erradicadas, sí estaban controladas", describió la Dra. Jorgelina Scuffy, profesional de la Región Sanitaria I. Una de las cuestiones a atender para realizar un viaje sea a Rusia u otro sector del mundo es "siempre tener el calendario de vacunación completo".

Libreta en mano
El calendario de vacunación relacionado declara que la Triple Viral- sarampión, rubeola y parotiditis- se da la primera dosis al año de edad, la segunda al ingreso escolar y un refuerzo a los 11 años. "Esta vacuna junto con otras también que se recomiendan para los viajeros, como es el caso de la antigripal sea el destino que sea. Es fundamental la libreta de vacunación completa". Si la confirmación de este cumplimiento no fuera posible, y ante la duda, es necesario realizar la colocación de la dosis. "Se debe dar un refuerzo en cualquier vacunatorio", apuntó la médica. La influencia de los movimientos antivacunación están llegando a Argentina, "aunque en menor proporción".
La vacunación genera diversas situaciones, "además de protegerme a mí, a vos o quien se vacune, hace un efecto rebaño, aquellas personas que la vacuna no les hace efecto o por alguna razón no da la inmunidad que uno desearía, esa persona igual está protegida por el resto, que al estar vacunado no tiene la capacidad de contagiar. "Por eso es importante el porcentaje de personas vacunadas, sirve que se vacune el 90 por ciento de la población". Los números de niñas y niños vacunados en Argentina son muy buenos, y los casos de no vacunación han sido casos aislados. "Debemos tener ciertos cuidados para que no llegue".
En nuestro país se detectó un caso de sarampión en la ciudad de Buenos Aires, una bebé de 6 meses que se recuperó. El año pasado hubo otro caso, fue una persona que había viajado y lo trajo, se detectó en la provincia de Tucumán. "La enfermedad no estuvo erradicada, sí controlada", y hace muchos años que no se da en forma masiva.

La enfermedad
"Si bien la mayoría de las personas la pasa como una enfermedad común, afectado, en reposo en su casa, y se recupera sin secuelas; en un mínimo porcentaje los enfermos de sarampión, mueren". La especialista aseguró que en Europa el año pasado hubo muertes por esta enfermedad, "además puede producir encefalitis como una secuela grave para quienes sobreviven".
Las campañas de vacunación de hace 30 años se concentraban en la prevención de la rubéola, que conlleva graves secuelas para los niños en gestación, "y en estas ocasiones, se aprovechaba para vacunar contra el sarampión". En el mes de septiembre se repitará la campaña contra el sarampión, la misma se realiza cada 4 años, "porque hay un porcentaje de personas que la vacuna no le hace efecto o se acumulan personas sin la vacuna, por eso se justifica la realización de una campaña, para que todos queden vacunados".
El sarampión es la oportunidad para seguir hablando de la necesidad de vacunarse. "Hay que seguir repitiendo: hay que vacunarse". Tomando como ejemplo la gripe, la doctora afirma que muchos pacientes aseguran que se enferman igual, "sí, puede pasar, probablemente si no tuvieras la vacuna terminás internado o con alguna secuela grave". Para esto solo basta recordar que en el año 2009 se produjo la epidemia de H1N1, que generó mucho pánico, "también hubo poliomelitis, mucha gente se murió y gracias a la vacuna no está más, no fue que mágicamente desapareció". La vacunación sigue siendo la garantía de protección de los habitantes, por lo cual se requiere hacerlo con 14 días de anticipación al viaje, "de todas maneras, si viajan mañana es bueno colocársela hoy y esperar que en esas semanas no haya contagio". La inmunización colectiva sigue siendo el camino para incrementar la cobertura vacunal en beneficio de todos.

CONOCER LA ENFERMEDAD
El sarampión es una enfermedad producida por un virus, muy contagiosa, llega al cuerpo de los pacientes a través de los flujos de nariz, boca y faringe. Manchas blancas y fiebre alta son los síntomas iniciales, después aparece una erupción de color rojizo en la cara, cuello y se va extendiendo por el cuerpo. La recuperación requiere entre 2 a 3 semanas. Puede causar complicaciones graves: ceguera, encefalitis, diarrea intensa, infecciones del oído y neumonía. De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud, en los años ´80, antes que se generalizara la vacunación, el sarampión causó 2 millones de muertes por año. Los más afectados siguen siendo niños pequeños, menores de 5 años, de los cuales hay registro en 2015, en una tasa de mortandad de 135 mil.

Autor: Redacción EcoDias