6° EDICIÓN Cultura

Fecha: Martes, 6 Noviembre, 2018 - 00:00

¡Ahí están las estatuas vivientes!

Las de siempre, las nuevas, todas únicas. Las Estatuas Vivientes volverán a convertir un paseo en una festividad familiar.

El 11 de noviembre es el día para agendar, la Plaza Payró y el ingreso del Teatro Municipal se convertirán en un paseo de Estatuas Vivientes, y esto es porque llega el VI Encuentro Nacional. Los personajes que participarán este año son El Presentador, La mujer sin tiempo, El hombre sin cabeza, El Farolero, Mensajera del amor, Jono, La Condesa, La Gárgola, Agua de Vida y La Luna, cada uno aportará su arte en la composición de una estatua. A ellas se sumarán las producciones del seminario La Teatralidad del silencio, siete personajes más elaborados durante el taller dictado por Mariela Olivera a lo largo del año en el Teatro Municipal.

Apertura y homenajes
“Tendremos el foro de apertura y cierre a partir de las 14 horas”, anunció Olivera, organizadora del Encuentro. Este año la convocatoria se realiza bajo el título “El arte en espacios públicos: un derecho”, en el mismo se problematizará el vacío legal en el cual se encuentran los artistas que trabajan en espacios públicos, “comprometemos la presencia de concejales y legisladores para poder desarrollar un decreto, que quizás tiene antecedentes en otras ciudades de otros países, en el cual pueda ser declarado de patrimonio cultural intangible el artista de estatua viviente”. La iniciativa apunta al reconocimiento de la trayectoria de Bahía Blanca como una ciudad con más de 20 años vinculada a las Estatuas Vivientes en espacios públicos, “con antecedentes de que este trabajo no ha sido respetado, y que es el único lugar que realiza un Encuentro de Estatuas Vivientes, porque en otras ciudades hay concursos, donde la identidad pasa por otro lado”. Los seis años de trabajo consecutivo del Encuentro ha dado como frutos un espacio de formación, de investigación teatral, abriendo espacios de debate, reflexión, en una oportunidad de participación abierta y gratuita, “es en sí mismo solidario, este año se realiza a beneficio de la Escuela de Teatro, parte de lo recaudado de las alcancías de las estatuas va a ser destinado a esta institución terciaria de formación artística, pedagógica y laboral”. Carlos Fos, investigador de Antropología teatral, Belén López, integrante de la Asociación Argentina de Actores y Mariela Olivera, artista investigadora de la disciplina, compartirán la mesa de debate del foro.
El recuerdo de Daniela Bocassi y Jorge Arias se hará presente, los dos artistas recientemente fallecidos serán homenajeados. Bocassi fue la primera estatua viviente en Argentina, trabajó en la disciplina hasta el año 2013, de una manera continua y permanente, esto la proyectó como una referente nacional. Arias, un artista con más de 15 años de trayectoria, estuvo abocado al arte de estatua viviente y al trabajo actoral en otras obras.

Objetivos cumplidos
“A partir del tercer encuentro uno de los objetivos logrados es la generación más artistas dedicados a Estatuas Vivientes”, gracias al seminario la Teatralidad del Silencio, que se dicta una vez por semana en el Teatro Municipal. Los estrenos de producciones han promediado ocho personajes por año, “suman 21 artistas los logrados, de los cuales algunos no estarán porque están de gira con su estatua viviente, el Encuentro ha promocionado y formado a artistas, creando un espacio laboral importante”. Melisa Dimeglio, Claudia Fernández, Alejo Cacciali, Carolina Bayer, Raquel Gallo, Julieta Zubiri, Julián Nagel y Valeria Pozo serán parte del corredor de Estatuas Vivientes 2018, “se han formado artistas que vienen de trabajos corporales al estilo yoga, la expresión corporal y el teatro”. Los artistas invitados de otras provincias son Jeremías Gutiérrez, de Mendoza, Julieta Albornoz, cordobesa, Cristian Arnés de Capital Federal, desde Entre Ríos llega Javier Pizzotti, Silvia Mañueco oriunda de General Roca, Lurdes Romero de Puerto Madryn, María Inés Banegas de Olavarría, Ariel Medina, quien llega de Mar del Plata, mientras que las bahienses Raquel Gallo y Sol Di Lernia, volverán a presentarse. “Hay artistas que permanecen en el tiempo con una trayectoria impecable, con una tarea estética y nos resultó interesante volverlos a convocar, teniendo en cuenta que ha cautivado al público”, apuntó la organizadora.
El Encuentro se renueva y crece a lo largo de cada edición, gestionado desde una organización independiente y con aportes empresariales, “como año este presupuesto se modifica, sin embargo, sigue siendo solidario y promociona al artista como un trabajador de la cultura, la organización le paga su caché, su estadía y su traslado, esto lo queremos mantener”. Al respecto, Olivera explicó que el artista callejero realiza su tarea y concreta su pago a través de la alcancía o la gorra en los espacios públicos, “cuando es convocado a eventos bregamos para que reciba su caché como corresponde, nosotros tratamos de problematizar las ideas de gratuitidad y solidaridad”, el valor del trabajo artístico entonces cobra la dimensión de lo digno. Mariela Olivera, quien fuera estatua viviente en espacios públicos locales, conoce la tarea desde adentro, “solía dedicarle un mínimo de cuatro horas de trabajo, esta dedicación le da la identidad profesional”.

Conexión
El público que visita los paseos durante el Encuentro siempre vuelve satisfecho, “existe porque sabemos que ese día la gente va a estar, el Encuentro existió porque la gente lo pedía, decía voy a Mar del Plata, Buenos Aires, por qué en Bahía no vemos más que una estatua”. La confianza entre público y estatuas vivientes es de un 100 por ciento, “es la certeza que tenemos, que va a estar ahí, va hacer su aporte y sabemos que apoya este Encuentro, y lo hemos visto a largo de los cinco encuentros”. Los preparativos para los más ansiosos comienzan a las tres de la tarde, reposeras se instalan en la Plaza Payró para estar en la primera fila, y ver cómo las estatuas despliegan sus personajes inmediatamente después de bajar por las escalinatas. “Se va a generar un corredor al que denominamos Paseo de las Estatuas Vivientes, es una magia que la gente transita durante tres horas, y por eso, esa conexión es de mucho agradecimiento”. La jornada convoca a mirarse a los ojos, a disfrutar juntos artistas y público, “sentimos que es un vínculo genuino para abrazarnos y seguir adelante”.

SOLIDARIDAD
El Paseo de las Estatuas Vivientes se podrá visitar desde las 17 horas, desde la plaza de la calle Dorrego, frente a las escalinatas del Teatro Municipal y en la Plaza Payró. El aporte solidario realizado en las alcancías será donado a la Escuela de Teatro de Bahía Blanca. El mismo cerrará sobre las 20 horas.

Autor: Redacción EcoDias