PUNTO A PUNTO Interés general

Fecha: Martes, 20 Junio, 2017 - 00:00

¡A tejer!

El 10 de junio se celebró el Día Mundial del Tejido Público, una práctica que sale a la calle para visibilizarse. ¿Necesidad, pasatiempo o acción solidaria?

“El Día Mundial del Tejido surgió en Europa y después se fue esparciendo por el resto del mundo, creo que tomaron la fecha de los primeros días del mes de junio porque en ese continente hace calor y se puede salir a la calle a tejer, precisamente porque lo que se quiere es mostrar lo que uno hace y que no somos pocos los que tejemos”, explicó Soledad Rodríguez, organizadora e integrante del emprendimiento Tramando calor con Amor.

Fines benéficos

“La propuesta nuestra tiene un matiz solidario, ya que además de reunirnos para tejer y que nos vean, vamos a estar armando mantas de abrigo para donar en distintas instituciones de la ciudad, como los hemos estado haciendo en los últimos años desde el 2012 desde Tramando” afirmó, por ello el sábado 10 se reunieron quienes integran la actividad. “Se pueden involucrar en esta hermosa actividad todo aquel que quiera sumarse para ayudar, no importa la edad o el género, están todos invitados sólo tienen que traer agujas y un poquito de lana, y tener ganas de compartir un momento ameno” invitó.
La fecha se celebra desde 2005, por iniciativa de Danielle Landes, que comenzó como una forma de mostrar al mundo que tejer no solo cosa de abuelitas. Muchas personas tejen, pero tejer es por lo general una labor solitaria que se realiza en casa, con lo que la posibilidad de conocer a otras personas que también tejen es escasa.
Esta celebración saca el arte de tejer, y a las personas que lo realizan, a la calle y lo convierte en una afición social. Desde entonces se viene realizando anualmente en el mes de Junio. En los últimos años la celebración se ha alargado a una semana para facilitar que las tejedoras y tejedores de diferentes continentes puedan hallar una fecha adecuada para su evento. Las celebraciones comienzan el segundo sábado y terminan el tercer domingo de Junio. El evento es voluntario, y se lleva adelante por quienes aman las labores con agujas. La propuesta prendió adherentes en un principio en 200 lugares y actualmente se extendió a más de 1000, convirtiéndose en el mayor evento dedicado al arte de tejer y a las personas que lo practican a nivel global. “En la ciudad comenzamos a hacerlo en el 2015, por lo que aquí sería la tercera vez que lo celebramos, en el primero fuimos muy poquitas, pero la idea es ir sumando gente y que cada año seamos un poquito más”, agregó Rodríguez.

La trama

Tramando calor con Amor está constituido por voluntarias y voluntarios que una vez por mes, el tercer sábado, realizan una jornada de tejido colectivo. “El próximo encuentro es el 1 de julio, siempre lo hacemos en la Confitería de la Estación Sud”. Consultada por la cantidad de adeptos que tiene la actividad, Rodríguez afirma que “la gente sigue tejiendo, y está bueno, diría que es una tradición que se trasmite de generación en generación, y es algo que no debería perderse, porque además es una actividad manual que te mantiene con la mente en funcionamiento, y por supuesto pones amor en cada cosa que hacés y regalás amor cada vez que regalás algo hecho con tus manos”.
La iniciativa prendió constancia y trabajo en la ciudad. Durante el 2016 se realizaron 68 mantas, una veintena para la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica del Hospital Dr. José Penna, 14 se destinaron al comedor Campana de Palo de Villa Bordeu, 6 llegaron al Hogar Mamá Margarita, 6 al Hogar Don Orione, otras 10 para familias en situación de calle, algunas para cubrir necesidades de familias inundadas en Entre Ríos, para el Jardín 940 de Villa Nocito. “Este año mandamos algunas de las realizadas a Comodoro Rivadavia, que sufrió inundaciones”.
Una manta surge de la dedicación de tejedoras constantes, “si somos varias tejiendo, en una de las reuniones del estación hemos hecho entre tres o cuatro en las tres horas de reunión, pero si somos pocas, tardamos un poquito más, igual estamos haciendo a razón de 6 o 7 mantas al mes”.
“Tejido en público es eso, tejer en público, que el resto de la ciudad nos vea, que se enteren de lo que estamos haciendo y sobre todo ayudar, llevar un poquito de calor a cada hogar de la ciudad, que no haya niños o familias que pasen frío, porque cada vez son más crudos los inviernos en esta ciudad y no podemos quedarnos de brazos cruzados”.

Autor: Redacción EcoDias