Grupo de la tercera edad Instituciones

Fecha: Viernes, 22 Septiembre, 2006 - 00:00

“Servir y compartir”

En la parroquia San Francisco de Asís funciona desde mediados de Octubre de 1991 el Grupo de la Tercera Edad “Servir y Compartir” que lleva adelante una tarea solidaria. Un grupo de abuelas y abuelos trabajan en favor de comedores, guarderías y de los bahienses que necesitan ayuda.
Se reúnen. todos los jueves a las 15 hs., allí participan de cursos de manualidades y se confeccionan prendas, acolchados, juguetes, y todo tipo de elementos artesanales que luego son obsequiados.
Los próximos días 8, 9 y 10 de Noviembre realizan una exposición donde presentarás sus creaciones y todo el trabajo del año. La muestra se realizará en el Colegio Polimodal San Francisco de Asís ubicado en Castelar 2479.
Para esta muestra, por intermedio del concejal de la bancada de la UCR Andrés de Leo, se ha pedido la declaración de Interés Municipal.

La vejez como tiempo de disfrutar
Hablamos con Yolanda Bravo, una de las integrantes del grupo, para conocer este grupo de 74 señoras de edades muy variadas, y con Benicio, que el año pasado aprendió crochet y tejió un pulóver, y este año esta terminando una campera con tejido a dos agujas.
“Nosotros trabajamos con distintas técnicas, como bordados chinos, macramé, punto cruz, crochet, pintura en tela, telar, tejido, de todo, y esos trabajos son los que exponemos en la feria”, explicó Yolanda.
Aunque algunas abuelas aprovechan la posibilidad de aprender estas técnicas, y otras lo utilizan para regalar a sus hijos y nietos en ocasiones especiales, todos tienen un claro fin, el de obsequiar la producción a los más necesitados.
La materia prima de las manualidades las aportan los mismos abuelos, que cuando llegan a la parroquia ponen a disposición de todo el grupo sus materiales, “no recibimos ayuda de nadie, antes un señor nos donaba retazos de tela que nos servían muchísimo, pero ahora no contamos con nadie”, dijo Yolanda.
Por otra parte, recordó a la abuela Victoria Cano que era la encargada de la confección de los acolchados. Victoria falleció el año pasado, con 92 años y casi 15 de coser acolchados.
Otra forma de trabajo que utilizan, según Yolanda, es “desarmando entre nosotras pulóveres viejos tejidos a mano, para hacer acolchado tejidos que en este momento los hace una señora que cuenta 93 años de vida”.
Todo este caudal artesanal no sólo se queda en Bahía Blanca, sino que los abuelos de “Servir y Compartir” han enviado su colaboración a otras provincias, como es el caso de Neuquén, Salta y Río Negro.
También los juguetes caseros eran tarea de estos abuelos. Basándose en los chiches tradicionales, que ellos mismos usaban o sus hijos, para fechas especiales y destinados a organizaciones comunitarias, confeccionaban grandes cantidades de muñecas de trapo, juguetes de madera y varios modelos más, que los chicos beneficiados agradecían mucho.
“Este trabajo no es importante solamente por lo que hacemos, sino por lo que genera en nosotros, había muchas abuelas que decían que ellas, para ellas mismas o para su familia no servían para nada, y en cambio ahora, se sienten mucho más útiles y fuertes”, destacó Yolanda.

Autor: Redacción EcoDias