Exposición Cultura

Fecha: Sábado, 17 Octubre, 2009 - 00:00

“La metáfora del agua”

Hasta el 24 de octubre puede visitarse la obra de Jorge González Perrín, en la Biblioteca Rivadavia.
“La muestra es de dibujos y algunas pinturas sobre tela, son de formato chico adecuadas a las características de la Biblioteca”, explicó el autor y agregó que “se llama ‘La metáfora del agua’, porque se refiere a todo lo que tiene que ver con el agua, desde el bien primordial, hasta las inundaciones”.
La muestra está compuesta por dibujos, pinturas y una proyección que se realizó el día de la inauguración sobre las paredes de la Biblioteca el lunes 5 de octubre pasado.
“La proyección las he realizado en muchos lugares, no se proyecta sobre una pantalla, sino sobre la realidad misma. Sobre las fachadas de los edificios de la calle. Es una operación simbólica pero también artística, que tiene su aspecto estético pero también tiene su aspecto práctico, porque la vida es más importante que el arte”.
González Perrín nació en Punta Alta, pero reside en Buenos Aires donde ha presentado sus trabajos en las salas más importantes del país. Incluso Desde hace cinco años, ha expuesto sus obras en Francia.
“Me gusta estar en la Biblioteca porque es un lugar donde se reúne el saber, y es una señal con el tema del agua, porque necesitamos saber qué hacer con el tema del agua”.
Las técnicas que utiliza son variadas, dibujo, pintura y audiovisuales: “En búsqueda de la libertad, de poder expresarme y utilizar los medios que tengo, sobre todo con la tecnología”.

La vida del artista
Jorge González Perrín realizó su primera exposición a los 14 años en la Biblioteca de Punta Alta. Pasaron los años, y en el año 1979, ya en Buenos Aires, comenzó con su preparación formalmente.
El artista ha recibido muchos premios a lo largo de su carrera, el último de ellos,
el primer premio adquisición por su obra “Dinámica de la materialidad”, en el marco del III Premio Nacional de Pintura del Banco Central.
En el 2006 ganó el premio en el Salón Nacional de Artes Visuales, con la obra “Cinco para siempre”.

Experiencia Borda
González
Perrín ha desarrollado un sistema destinado a trabajar con personas con distintos tipos de padecimientos, a fin de utilizar el arte como terapia.
“Hay muchos artistas con sensibilidad que saben de qué se trata esta cuestión terapéutica del arte, y a veces no tienen los medios o la formación necesaria para llevarla a cabo. Eso me pasó a mí cuando empecé a dar clases de pintura en una escuela de discapacitados mentales”.
Así se creó el posgrado de Arte Terapia, que reúne artistas y licenciados en Psicología, y les da una preparación, nivelación y herramientas para poder utilizar esta terapia.
En la faceta práctica, ese posgrado tenía un taller de arte dentro del Hospital Borda para discapacitados mentales. “Allí estuve trabajando, aprendiendo y también enseñando, y si bien fui uno de los creadores y ya no estoy más, hay alumnos que siguen con el proyecto”.
Según Jorge, se notan los cambios en las personas, pero no pueden adjudicar a alguna manifestación artística en particular, porque la Arte Terapia involucra varias ramas del arte.

Autor: Redacción EcoDias